Los hermanos Riberas, una fortuna con acero en los cimientos

El holding Acek concentra su actividad en acero, automoción y energías renovables y sitúa al patrimonio de Francisco y Juan María Riberas entre los más elevados del país

Francisco Riberas, delante de la maqueta de las piezas de coches que fabrica su multinacional Gestamp.
Francisco Riberas, delante de la maqueta de las piezas de coches que fabrica su multinacional Gestamp.

De ser un material, los hermanos Riberas serían acero puro, como el que producen. Francisco y Juan María Jon Riberas Mera llevan, como estas aleaciones, la durabilidad y resistencia por bandera, y no solo han sabido alear el buen destino que su padre les dejó, sino que además han logrado forjarlo hasta hacerlo inoxidable. Gracias a su ojo de halcón a la hora de invertir, el dúo se anotó un patrimonio conjunto en 2018 de más de 3.000 millones de euros, según la revista Forbes, que coloca a Francisco (1.700 millones de euros) y a Juan María (1.450 millones) en los puestos 16 y 19, respectivamente, de su lista de personalidades españolas más adineradas.

Francisco Riberas padre, fallecido en 2010, fundó en la década de los cincuenta en Burgos un pequeño negocio chatarrero al que llamó Gonvarri, que además de convertirse en indiscutible líder en el sector de la transformación de acero, sería la chispa de la sociedad cabecera Acek Desarrollo y Gestión Industrial (anterior Corporación Gestamp), en torno a la cual se organizó el grupo empresarial.

Los hermanos son la segunda generación de este holding familiar que copresiden mano a mano y al que entraron al terminar sus estudios. Acek cuenta con un capital social de 72 millones de euros y una facturación anual mayor a 2,5 millones. El grueso de sus activos se concentra en la ya mencionada acerera Gonvarri, que dirige Juan María, y en Gestamp Automoción, especializada en el diseño y fabricación de componentes metálicos para automóviles, constituida y liderada por Francisco desde 1997. Asimismo, los hermanos retienen en el holding el 14,9% de CIE Automotive, otro proveedor internacional de componentes para vehículos, y Acek Renovables, que pone en marcha grandes proyectos de energías renovables (eólica y biomasa).

La compañía de componentes de automoción de los Riberas, a finales de 2018, contaba con 7,7 millones de activos totales y un patrimonio neto de 761 millones, según su informe de auditoría de cuentas anuales consolidadas de este año. Además, Gestamp Automoción está presente en 21 países y cuenta con más de 36.000 empleados.

El patrimonio conjunto de los dos hermanos suma 3.150 millones de euros

En abril de 2017 debutó en Bolsa a un precio de 5,6 euros por acción como una de las salidas más pujantes en años, que hizo que Acek (que era dueña del 69,7%) se anotara más de 335 millones de euros. Justo un año después de que comenzara su aventura bursátil, el grupo se revalorizó un 20,8% aunque este año sufre un descenso del xx% ante los temores de guerra comercial.

A pesar de sus fortunas, estos dos hermanos burgaleses no son dados a los focos y su presencia en la agenda mediática se resume simplemente en dar cuenta de su actividad empresarial. Consejero de Telefónica desde mayo de 2017, Francisco Riberas es, además, el miembro de este órgano de gobierno que posee mayor porcentaje en el capital de la operadora, el 0,049%, por delante incluso de la participación del presidente del grupo, José María Álvarez-Pallete. Una apuesta por el momento deficitaria a la vista de la fuerte caída de la acción. El mayor de los Riberas es también presidente del Instituto de la Empresa Familiar desde el pasado mayo.

Francisco ocupó el puesto 17, con 1.700 millones de euros, y Jon el 19, con 1.450 millones, en la lista de los españoles más ricos de 2018 de la revista Forbes

Francisco Riberas tiene además una sociedad patrimonial, Halekulani, que en 2018 ingresó en dividendos 250 millones de euros, el 60% menos que en 2017. Por su filial Asesoría y Gestión de Inversiones Financieras la sociedad sumó un dividendo de 140,19 millones, pero el grueso del negocio reside en lo percibido por el 50% que le corresponde por Acek Desarrollo y Gestión.

El resto de dividendos se puede resumir en participaciones industriales en nueve empresas. Destacan el sector energético (X-Elio, Gestamp Energías Renovables o Photosolar Almansa), bienes inmobiliarios (Losiana), así como la aceitera Casas de Hualdo, que además hace queso (Quesos de Hualdo), o la empresa de impresión gráfica Rotabook.

Control del 61,5% de GAM tras su opa

Oferta por 46 millones. Francisco Riberas despidió el año 2018 con el lanzamiento de una opa, que llevaba el compromiso de una ampliación de capital, sobre General de Alquiler de Maquinaria (GAM) por un total de 46 millones de euros. Además, Santander, Sabadell, Liberbank, BBVA, Kutxabank, Bankia y CaixaBank se habían comprometido a venderle el 63% que controlaban en el capital.

La CNMV sube la puja. La CNMV subió en julio el precio de la opa a 1,72 euros por acción, frente a los 0,977 propuestos en un principio por Francisco Riberas. El supervisor situó la valoración en el límite inferior del rango de cotización de GAM el día que fue anunciada la operación, el 5 de diciembre del año pasado.

Ejecución de la compra. La semana pasada, Francisco Riberas adquirió un 6,98% del capital al ejecutar la opa, de manera que su participación llega al 61,54%. Aunque la oferta se dirigía en principio al 100% de las acciones, a ese porcentaje había que restarle el 54,56% que estaba ya en su poder y los paquetes en manos de una serie de accionistas que se habían comprometido a no acudir a la oferta, lo que suma un 71,72%. Por lo tanto, la opa se dirigía de forma efectiva a dueños con el 28,28% del capital.

Normas