Francisco Riberas ingresa un 60% menos en dividendos de Gestamp y Gonvarri

Su patrimonial Halekulani se embolsa 100,14 millones de euros por sus participaciones

Francisco Riberas ingresa un 60% menos en dividendos de Gestamp y Gonvarri

Francisco Riberas, presidente de Gestamp, ha visto en 2018 mermados los dividendos que se ha embolsado por las múltiples participaciones empresariales que cuenta esta familia burgalesa. Según las cuentas de su sociedad patrimonial, Halekulani, ingresó por este concepto en 2018 100,14 millones de euros, un 60% menos que los 250,04 millones que se embolsó en 2017.

El mayor montante de estos dividendos proceden de Acek Desarrollo y Gestion. Se trata del holding de los Riberas, que Francisco comparte en su accionariado al 50% con su hermano Ion Riberas. Los principales activos de esta empresa son dos de las principales compañías industriales españolas, la automovilística Gestamp y la acerera Gonvarri (que preside Ion Riberas), además de Cie Automotive, donde retienen un 14,9%. La primera salió a Bolsa en 2017, una operación por la que Acek (que se quedó con un 69,7%) se embolsó 335,39 millones de euros.

Además, Halekulani ha percibido un dividendo de 140,19 millones por su filial Asesoría y Gestión de Inversiones Financieras, que no se embolsó en 2017. Por el contrario, en 2018 dejó de percibir los 16,79 millones que pagó Acek Energías Renovables, el negocio de energía verde de esta familia. Uno de sus activos con más solera en este ámbito de X-Elio (la antigua Gestamp Solar), que vendió un 80% a KKR en 2015. Y recientemente ha traspasado el 20% que aún controlaba a Brookfield.

Los dividendos percibidos por estas participaciones industriales es una de las principales fuentes de ingresos de Halekulani. Según estas cuentas tiene participaciones en nueve empresas. Además de las mencionadas compañías, Riberas tiene intereses en compañías del sector agrícola, fabricantes de quesos, inmobiliarias, empresas de impresión gráfica o aceiteras. Esta sociedad cuenta también con ingresos de intereses por deudas con otras empresas (que ascienden a los 402,4 millones) y por la retribución a percibir por Riberas como consejero de Acek.

Así las cosas, Halekulani —la sociedad con la que adquirió las acciones de la banca en GAM para después lanzar una opa— cerró 2018 con un beneficio de 172,74 millones, un 30% inferior a los 249,83 millones del ejercicio anterior. Los ingresos también sufrieron un menoscabo del 66% hasta los 547.000 euros. Cuenta con un activo 919 millones, de los cuales unos 500 millones corresponde al valor de sus participaciones industriales, 400 millones a deudas con otras sociedades y 298 millones de caja, sin contar las adquisiciones recientes de GAM.

Aumento del control sobre GAM

Este año, Riberas podrá elevar el dividendo recibido de GAM gracias a su mayor participacion en la empresa de alquier de activos y maquinaria, tras la opa lanzada recientemente. Así, la empresa Gestora de Activos y Maquinaria Industrial (Gami) -controlada por Riberas- adquirió la semana pasada un 6,98% adicional de GAM lo que eleva su participación hasta el 61,54%.

La oferta de Gami fue aceptada por el 24,7% de los títulos a los que se dirigía la opa, según informó la CNMV. El 26 de julio, el Consejo de Administración de GAM ya expuso su opinión favorable a la opa de Gami, tanto por el precio ofrecido (1,72 euros por acción en efectivo) como por su proyecto.

Normas