El Gobierno inhabilita a Gasela por el desbalance de gas que dejó un ‘agujero’ de 43 millones en el sistema

El déficit provocado al sistema fue superior a 2,5 veces la demanda diaria

Teresa Ribera, Ministra para la Transición Ecológica
Teresa Ribera, Ministra para la Transición Ecológica

Ministerio para la Transición Ecológica, dirigido por la ministra Teresa Ribera, ha inhabilitado a la austriaca Gasela GmbH para el ejercicio de la actividad de comercialización de gas natural en España por un periodo de cinco años, tras considerar que también participó en el presunto fraude que afectó al sistema gasista el pasado mes de abril, según consta en la orden publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). 

El 31 del mes pasado, el Gobierno acordó la inhabilitación de la irlandesa Solstar Limited, la otra compañía implicada en el desequilibrio en el sistema gasista español que produjo un 'agujero' de más de 43 millones de euros, un desbalance en el sistema que cubrió el gestor técnico, Enagás, al verse obligado a adquirir el combustible necesario, una compra de más de 1.000 GWh.

Durante la semana del 15 al 21 de abril, Solstar llevó a cabo operaciones de compra de gas en el mercado que no repuso en el sistema, lo que provocó un déficit de gas para el sistema gasista de 2.544 gigavatios hora (GWh), equivalente al cargamento de 2,8 barcos metaneros. La demanda de gas en España durante el mes de abril equivalió a 30.398 GWh, lo que conllevó a que el déficit provocado al sistema fue superior a 2,5 veces la demanda diaria. 

Según la normativa, las comercializadoras deben tener disponible en el sistema (gasoductos, almacenamientos o regasificadoras) la cantidad que prevean suministrar a sus clientes cada día. Esta cantidad se calcula según la media histórica de suministro de cada empresa a sus clientes, que “nomina” así sus necesidades ante Enagás. 

En el caso de incumplimiento, el gestor del sistema exige que se corrijan los desbalances y, en el caso de que la comercializadora no inyecte el gas requerido, es operador el que debe hacerlo acudiendo al mercado, como ha ocurrido en este caso. 

En el cuanto a Gasela, se considera que adquiría a Solstar volúmenes muy elevados de gas, entre 200-300 GWh diarios, sobre una demanda diaria en el mercado que en el mes de abril alcanzó los 1.013,3 GWh, sin introducirse previamente gas en el sistema. Asimismo, la compañía vendía posteriormente esos volúmenes de gas en el mercado organizado, con operaciones bilaterales y exportaba una parte a Francia.

Todas estas actuaciones llevaron a Enagás a declarar la Situación de Operación Excepcional (SOE) nivel 'cero' en el sistema gasista, prohibiendo a Solstar realizar ninguna operación de compraventa de gas en el mercado. Además, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) propuso al Ministerio para la Transición Ecológica la inhabilitación de Solstar. 

Los impagos generados en el sistema superaron los 43 millones de euros, coste, todo aquel que sea posible recuperar, que finalmente acabaría repercutiéndose a los consumidores de gas, vía retribuciones y subida de peajes. En el caso de Solstar, se retuvo una deuda a favor de casi siete millones.

Retenidos más de 16,66 millones de euros 

En lo que respecta a Gasela, según consta en la orden del Ministerio, al objeto de cubrir en lo posible el perjuicio causado al sistema gasista por estas acciones se le han retenido cantidades por más de 16,66 millones de euros.

En concreto, 4,8 millones de euros ascienden a los derechos de cobro que tenía la compañía en el mercado organizado (Mibgas) y otros 11,85 millones de euros a importes por desbalances positivos en el sistema gasista.

Normas