Deloitte y Hesperia discrepan en algunos puntos de las cuentas de la hotelera

La auditoría fija una salvedad por la reversión del deterioro de su porcentaje en NH. La hotelera cree que si hubiera seguido el criterio de la consultora, el resultado contable hubiera crecido en 81 millones.

Jordi Ferrer, consejero delegado de Grupo Inversor Hesperia.
Jordi Ferrer, consejero delegado de Grupo Inversor Hesperia.

La auditoría de las cuentas consolidadas del grupo inversor Hesperia fija una salvedad por la reversión del deterioro de su porcentaje en NH, ya que cree que se debió hacer a precio de balance de la hotelera y no al precio de la acción en el mercado, como la compañía hizo aplicando un principio de prudencia. Este hecho hubiera provocado un incremento del resultado contable del ejercicio de 2018 de 81 millones de euros.

La auditoría a las cuentas consolidadas del grupo inversor Hesperia en 2018, realizada por Deloitte, fija una salvedad a las cifras del grupo dirigido por Jordi Ferrer, que ya fue incluida en 2017 y que no fue subsanada. Se trata de la participación del 9,1% en NH, cuantificada en 179 millones de euros. “La sociedad revirtió deterioros asociados a dichas participaciones [aquí también incluye su participación en Bercuma SL] por un importe conjunto de 69,4 millones de euros con abono al epígrafe otras reservas”, destaca la auditoría firmada por David Rodríguez Martínez, socio de Deloitte en Palma de Mallorca. En su opinión y siempre de acuerdo con el marco normativo de información financiera que resultó de aplicación, el epígrafe de otras reservas a 31 de diciembre de 2017 debería haberse reducido en 69,4 millones con incremento de resultados, en ese mismo ejercicio, por el mismo importe (en el caso de 2018 sería un aumento del resultado del ejercicio de 81 millones). Desde la compañía, sin embargo, sostienen que la diferencia de criterio con el auditor se refiere a que mientras que el auditor sostiene que la operación debería haberse hecho contra resultados, la compañía sostiene que el mejor reflejo patrimonial es contra reservas.

Por otro lado, la auditoría de las cuentas anuales individuales, también cuestiona el hecho de que la hotelera no hubiera procedido a deteriorar determinadas inversiones en otras sociedades, en 2018, por 46 millones de euros, tal y como marcaba un test de deterioro individualizado correspondiente al propio ejercicio. “Los administradores solidarios de la sociedad no han estimado necesario deteriorar esos activos ya que consideran que la diferencia positiva entre el valor recuperable y el valor en libros de esas inversiones supera el importe de dichos deterioros debido a la existencia de plusvalías tácitas que se han puesto de manifiesto en función de las tasaciones o valoraciones realizadas”.

Asimismo también establece una salvedad ligada a su participación del 100% en Bristol Services SLU, valorada en 34 millones, gracias en gran medida a un suelo registrado en su activo en Fuerteventura por 25 millones. El auditor recalca que está ubicado en un área que no cuenta con un plan parcial aprobado. “Los administradores solidarios de la sociedad solo aplicaron un deterioro de dos millones de euros en 2017, ya que consideraron que el valor en terreno de los libros era recuperable”. No obstante, Deloitte remarca que no ha podido concluir sobre la aplicación de dichos deterioros, “al carecer de una valoración del terreno acorde con su actual situación y calificación urbanística que no hace posible cuantificar el importe del deterioro”. Desde Hesperia recalcan que esta salvedad está incluida en sus auditorías desde hace 12 años y que el deterioro aplicado sobre ese terreno se ha realizado con carácter preventivo. "El día que se aprueben los planes parciales el terreno valdrá mucho más de esos 25 millones", apuntan.

Resultados y proyectos

Beneficio. Hesperia logró un beneficio neto de 22 millones de euros en 2018, un 168,3% más que en 2017, gracias a la venta de su participación en NH por unos 200 millones. Las ventas se situaron en torno a los 139 millones, cifra similar a la de 2017.

Acuerdo con Hyatt. Hesperia firmó un acuerdo de franquicia en marzo con la estadounidense Hyatt. De esta manera los Hoteles Hesperia Madrid y Hesperia Barcelona Tower pasan a denominarse Hyatt Regency Hesperia Madrid y Hyatt Regency Barcelona Fira a partir del cuarto trimestre de 2019.

Deuda. Cerró el ejercicio con un pasivo financiero de 110 millones, tras reducir deuda bancaria por valor de 128 millones.

Normas