La vivienda sube con fuerza en las grandes capitales y en las islas

Los precios se han incrementado de julio a julio un 4,5%

La vivienda sube con fuerza en las grandes capitales y en las islas pulsa en la foto

El precio de la vivienda terminada nueva y usada subió en julio con carácter general un 4,5% en relación al mismo mes de 2018, según el índice general de Tinsa publicado este lunes. En las capitales y grandes ciudades el incremento interanual fue de un 5,1% y en lo que va de año, un 5,4%, impulsado por las carestías que se están produciendo sobre todo en Madrid y Barcelona pero también en muchas capitales más pequeñas como San Sebastián o Palma de Mallorca, por ejemplo.

Sin embargo, en el índice del mes de julio llama la atención el aumento de los precios de la vivienda en los archipiélagos balear y canario, en los que en un año, de julio a julio, el incremento ha sido de un 7,1% y la variación media en 2019 de un 5,8%. Tampoco se libran en julio los municipios más pequeños que suben en un año un 4,3%.

Los precios en las áreas metropolitanas también crecieron pero menos que la media general, un 3,4% y en lo que respecta a la costa mediterránea, solo se registró una subida del 1,2%, la menor en los últimos doce meses en este apartado.

Repunte

En conjunto los precios repuntaron el mes pasado y rompen con la estabilidad que se venía produciendo desde febrero. Desde entonces hasta julio, los incrementos interanuales, que los ha habido, no superaron el 4% y se mantenían más o menos estables. Esto es así incluso para las grandes capitales y ciudades con más de 50.000 habitantes, al menos desde marzo, cuando registraron una subida internanual del 6,6%. Lo que permanece inalterable es el gran incremento de la vivienda en Baleares y Canarias donde, excepto en febrero, las subidas han sido muy fuertes. En diciembre de 2018 los precios crecieron hasta un 10,6% respecto al mismo mes del año anterior.

En términos mensuales, el índice general de Tinsa refleja un crecimiento en julio respecto a junio de un 0,6%, lo que sigue la misma tendencia que las subidas de meses anteriores de décimas de punto.

Lo que es un hecho claro es que los precios en mercado residencial se están recuperando desde que en julio de 2015 empezaron a dejar atrás las caídas que llevaban sufriendo durante siete años. La recuperación en estos cuatro años ha supuesto que los viviendas han incrementado un 15,6% su precio a partir del nivel más bajo de la crisis, que se alcanzó en 2012. Los grupos de las grandes ciudades y capitales y el de las islas han experimentado subidas mayores a esa media del 15,6%, pues las primeras han registrado crecimientos del 24,8%, arrastradas por lo ocurrido en Madrid y Barcelona, y las segundas han aumentado un 22,8%.

Asimismo, las recuperaciones han sido importantes en la costa mediterránea, un 14,6% desde el nivel más bajo, y en las áreas metropolitanas, con un 13,5% de crecimiento en sus precios. En las poblaciones más pequeñas, los precios han subido más moderadamente, un 6,6%.

Tinsa recuerda que, a pesar de los incrementos descritos y de la evolución ascendente, en 2019 los precios están todavía lejos de los registrados antes de la crisis, de forma que en general están un 33,7% por debajo de los máximos alcanzados en los momentos álgidos.

Normas