Centros de costes. Cómo funcionan y cómo usarlos en beneficio de la pyme

Permite al empresario un mejor control de los gastos y mayor eficiencia en la gestión

control costes pymes

La mayoría de las empresas fabrican o comercializan más de un producto o servicio. Esto hace que a menudo sea complicado delimitar qué costes se han asociado a la producción de dicho bien y qué implicación tiene para la propia compañía. Para facilitarle esta tarea al empresario, existen distintos departamentos en la empresa que ayudan a localizar los gastos de los distintos productos o servicios. Esto se denomina centro de costes.

El centro de costes de la empresa, detallan desde Captio, se encarga fundamentalmente de localizar, repartir, controlar y gestionar todos los costes indirectos que se producen en la compañía y que afectan, por tanto, al sistema productivo.

División del centro de costes

Por norma general, el centro de costes se suele dividir en varias áreas que son la de producción, compras, ventas y administración. ¿Por qué dicha división? Principalmente porque se trata de los departamentos que son imprescindibles para que la empresa pueda funcionar en el mercado.

¿Puede ser un único departamento un centro de costes? La respuesta es sí. En general, todos los departamentos que tengan un presupuesto asignado funcionan como tal. Y es que el fin de este tipo de centros consiste en asignar el volumen de gastos indirectos a cada departamento, así como incluir los gastos que se producen al fabricar un producto o distribuir un servicio concreto, lo que permite un mayor control en la propia empresa.

Gestionar mejor la compañía

Desde Captio aseguran que las empresas deben tener este tipo de centros, ya que eso permite al empresario poder gestionar mucho mejor la compañía. El empresario podrá obtener datos concretos y optar por retirar un determinado producto de la línea de fabricación o por incrementar la producción de otros.

Asimismo, se permite que se elabore un presupuesto mucho mejor que permita un reparto más equitativo de cada partida y haga que se lleve un control de todos los gastos de manera que se mejore la eficiencia de la empresa. Además, el objetivo de los presupuestos se podrá llevar mejor a cabo al existir un mayor control de los costes.

Normas