Tecnología

Apple roza el billón en bolsa tras sortear las turbulencias en China y crecer en servicios

El iPhone genera ya menos del 50% de sus ingresos por el tirón de los 'wearables' y los servicios

Logo de Apple en una tienda de la compañía en Washington (EE UU).
Logo de Apple en una tienda de la compañía en Washington (EE UU).

Apple es una empresa en transición: de puro fabricante de hardware, con el iPhone como bandera, a otra con un alto mix entre dispositivos y servicios. Aunque el proceso aún está lejos de concluirse, apunta buenas maneras, según revelan sus últimas cuentas trimestrales, presentadas este martes. Los inversores, animados por la evolución de su negocio en los servicios y sus ventas en China, están impulsando sus acciones hoy más de un 3%, lo que ha permitido a la compañía coquetear con el billón de dólares de valor en Bolsa. Una posición que ya tuvo y perdió hace meses.

A los inversores no parece preocuparles que solo elevara sus ventas un 1% frente al mismo periodo del año pasado, hasta 53.800 millones de dólares (48.250 millones de euros) o que su beneficio neto cayera un 13% hasta los 10.000 millones. Tampoco que los ingresos derivados de la venta de iPhones decrecieran un 18% hasta alcanzar los 25.986 millones de dólares.

Los resultados no fueron especialmente brillantes, pero superaron las estimaciones de Wall Street. A ello se sumaron otros números que dejan entrever que la salud de la compañía va bien. Al menos, por ahora. Apple mostró menos dependencia del iPhone (por primera vez desde 2012, las ventas del móvil representaron menos de la mitad de las ventas totales de la compañía). Además, logró elevar sus ventas del Mac un 10,7% hasta 5.820 millones, las de iPad un 8,4% ( 5.023 millones) y un 48% las de sus wearables y otros dispositivos, como el Apple Watch y los AirPods, hasta 5.525 millones.

El mercado, con todo, fijó su mirada en su negocio de servicios, con App Store, Apple Music, Apple Pay o Apple TV, y en un país, China, donde había un fuerte temor a que sus ventas se desplomasen por la guerra comercial que mantiene esta país y EE UU.

Las cifras de China dieron un respiro a Apple. Sus ventas en ese país cayeron un 4% hasta 9.160 millones, lejos de la caída del 22% del trimestre anterior. El fabricante del iPhone parece haber logrado controlar las turbulencias derivadas del enfrentamiento entre ambos países. De hecho, si se quita el iPhone de las cifras de China, donde parece claro que los tipos de cambio han hecho que el famoso terminal de Apple resulte caro para los clientes chinos, los ingresos de la firma han crecido un 17%, lo que sugiere, según apunta la BBC, un ciclo de actualización más lento, pero también que los usuarios todavía desean usar los iPhones que tienen y acceder a los servicios de Apple.

Para el analista español Jaime García Cantero, “la buena noticia, y la que han valorado los inversores es que no ha habido desplome de Apple en China como muchos esperaban, aunque lo peor está aún por llegar allí”.

Las personas que pagan ya a Apple por algún tipo de suscripción suben un 55% en el último año a 420 millones

Respecto al negocio de servicios este creció en facturación un 12,6% hasta 11.455 millones de dólares, La cifra supone una ganancia neta de 2,18 dólares por acción, también superior a los cálculos del mercado. Otro dato positivo es que el número de personas que pagan ya a Apple por algún tipo de suscripción ha aumentado un 55% en el último año a 420 millones. García Cantero advierte, no obstante, de que “una parte del crecimiento en servicios de Apple se debe simplemente al aumento de base instalada, la mayor de su historia. Además, el impacto de los servicios en los beneficios de la compañía sigue siendo menor al esperado. La gallina de los huevos sigue siendo el iPhone”, señala.

De cara al próximo trimestre, Apple espera facturar entre 61.000 y 64.000 millones de dólares, con un margen bruto de entre el 37,5% y el 38,5%. Los analistas esperaban ventas de 61.000 millones. Los catalizadores para impulsarlas a corto plazo serán los iPhones que saldrán en septiembre y el estreno en otoño de su plataforma de contenidos en streaming Apple TV+. También sus servicios de pago (lanzará este mes su propia tarjeta de crédito). A medio plazo, los iPhones 5G, previstos para otoño de 2020, serán claves.

Hincapié en los servicios

Aunque hay críticos que dicen que Tim Cook, presidente de Apple, no ha sido capaz aún de lanzar al mercado algo tan grande como el iPhone, su carta de juego parece clara: los servicios. Lo dijo hace meses al apuntar que su objetivo es alcanzar unos ingresos de 50.000 millones de dólares en 2020 en servicios. Y empieza a sumar propuestas prometedoras, sobre el papel, como nuevas fuentes de ingresos. Algunas están a punto de estrenarse.

Es el caso de la citada Apple TV+, pero también su servicio de juegos por suscripción para dispositivos móviles, ordenadores y televisores (Apple Arcade) o Apple News+. Sin olvidar, sus servicios de pago. La firma confirmó este martes la llegada en agosto de su tarjeta Apple Card y dijo que Apple Pay está añadiendo a día de hoy más usuarios que Paypal.

Normas