BBVA ya cobra por los depósitos a las empresas ante la política del BCE

Estima que una caída del euríbor de 100 puntos básicos recortaría su margen de interés un 9%

Onur Genç, consejero delegado de BBVA en una imagen de archivo.
Onur Genç, consejero delegado de BBVA en una imagen de archivo.

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha explicado durante la presentación de resultados semestrales ante analistas e inversores de la entidad que una posible bajada del euríbor de 100 puntos básicos impactaría en el margen de intereses con un recorte del 9% en 2019 . También ha señalado que la entidad  ya cobra a algunos clientes corporativos por sus depósitos que la evolución de la política de precios dependerá de los posibles cambios en los tipos de interés.

"Si la curva del euríbor baja en 100 puntos básicos se traduce en un -9% en nuestro margen de interés, pero tenemos palancas para gestionarlo, ya que en un entorno de bajos tipos el coste de riesgo es mejor. No damos una guía para 2020 pero la sensibilidad en el margen de intereses es un -9%", ha detallado.

Igualmente, ha precisado que una rebaja de tipos en Estados Unidos tendría impacto exactamente igual (-9%), pero sería menor en México (de hecho, mantiene la guía de previsiones para 2019), América del Sur (-2,7%) y Turquía (-1,4%). Por el contrario, un alza de un punto porcentual en los tipos elevaría, aproximadamente, un 12% su margen de intereses en doce meses. 

Sobre el cobro de interés por los depósitos, Genç ha explicado que "dependiendo de la relación con el cliente corporativo, y dependiendo de la cartera que tengamos con ese cliente, distinguimos precios, y hay algunos casos en que estamos cobrando por los depósitos". "Dependiendo de la evolución de la curva, seguiremos con la misma política", ha señalado

Varios directivos financieros se han pronunciado en la misma línea recientemente, como medida para compensar la posible bajada de tipos que acometerá el Banco Central Europeo (BCE) el próximo mes de septiembre, aunque todos han descartado que inicialmente vaya a trasladarse el coste de los depósitos a los clientes minoristas.

En el actual entorno de tipos negativos que se mantienen en mínimos históricos el negocio bancario se está resintiendo. Entre enero y junio de 2019 BBVA obtuvo un beneficio de 2.442 millones de euros en el primer semestre de 2019 lo que supone una caída del 3,7%. No obstante el margen de intereses aumentó un 4,6%, a pesar de registrar un descenso del 0,4% en las comisiones netas.

La semana pasada el Banco Central Europeo anunció que estudia la posibilidad de adoptar un sistema que mitigue el impacto de los tipos negativos en los bancos y la reanudación de las compras de deuda. No obstante, señaló que espera que los tipos se mantengan en los niveles actuales o por debajo, al menos hasta la primera mitad de 2020, por lo que abrió la posibilidad de que bajaran en septiembre. 

Por otro lado, el consejero delegado de BBVA se mostró abierto a acometer operaciones de fusión con otros bancos siempre que exista la posibilidad de crear valor añadido. "Nosotros nos centramos en nuestro negocio diario, basado en el crecimiento orgánico y tenemos que rendir todos los días. Las fusiones, siempre las tenemos en cuenta pero solo se hacen cuando hay una gran oportunidad para crear valor. Siempre buscamos oportunidades y si existe la consideraremos, pero también tenemos otras palancas", ha sentenciado.

Y es que, los analistas preguntaron a Genç si el exceso de capital que pueda acumular le banco (ha alcanzado el objetivo de situarse entre el 11,5% y el 12% del ratio CET1 antes de lo previsto) podría decantar esa posibilidad. Dado el entorno de tipos negativos que asola el negocio bancario la reducción de costes operativos se ha convertido en la principal palanca para mantener la rentabilidad de las entidades financieras, y precisamente se crea el ambiente propicio para integrar fusiones dada la reducción de gastos gracias a la suma de sinergias.

Normas