Colonial eleva un 33% su beneficio por la subida de los alquileres y del valor de sus edificios

Su cartera de inmuebles alcanza los 11.800 millones de euros

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, y Juan José Brugera, presidente de la socimi, en una foto de archivo.
Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, y Juan José Brugera, presidente de la socimi, en una foto de archivo.

La corporación inmobiliaria, Colonial, obtuvo un beneficio neto atribuido de 338 millones de euros en la primera mitad del año. El beneficio obtenido implica un incremento del 33% respecto al mismo periodo del año anterior. Este ha sido impulsado por el aumento de las rentas de alquiler de oficinas y la revalorización de su cartera de inmuebles, según explica el grupo inmobiliario a la CNMV. En el crecimiento del resultado de la socimi, dirigida por Pere Viñolas, también han contribuido a los menores gastos financieros, el aumento de participación en la filial francesa SFL y la puesta en servicio de nuevos edificios. 

La empresa contabilizó unos ingresos de 174 millones de euros entre enero y junio,  un 4% más, por el alquiler de los edificios de oficinas que tienen arrendados en ciudades como Madrid, Barcelona o París. En el plano operativo, Colonial ha firmado en la primera mitad del año, 60 contratos de alquiler de oficinas que suman una superficie total de 129.000 metros cuadrados y rentas en torno a los 43 millones de euros. Dichos contratos contemplan rentas de alquiler un 9% superiores respecto a la media que se registró al cierre del pasado año en el mercado, y cuyo aumento superior, del 13%, se localizó en los contratos rubricados en la Ciudad Condal. 

En cuanto a la subida de rentas, son más acusadas en el caso de los contratos de alquiler renovados en el semestre en Barcelona, donde estas rentas se dispararon en torno al 52%. En el caso de otras ciudades como Madrid y París subió un 6%. Entre los arrendamientos formalizados por Colonial en estos seis meses destaca el alquiler de un edificio de la Avenida de Bruselas de Madrid por parte de MasMóvil, con el propósito de ubicar allí su sede. 

Normas