Banca

Caixabank cae un 6,7% en Bolsa tras reducir a la mitad su beneficio por el coste del ERE

El margen bruto del semestre baja 4,5% y el grupo rebaja las previsiones de ingresos

Gonzalo Gortazar, consejero delegado de CaixaBank
Gonzalo Gortazar, consejero delegado de CaixaBank

Caixabank ha cerrado el primer semestre del año con un resultado de 622 millones de euros, lo que supone una caída de un 52,1% respecto a 2018, en un periodo marcado por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá la salida de unos 2.000 trabajadores. Sin ese efecto, el beneficio hubiera aumentado un 0,7%, según ha comunicado la entidad a la CNMV. Los resultados no han sentado bien al mercado. La acción ha caído un 6,7%.

El margen bruto se sitúa en 4.445 millones de euros, con un descenso del 4,5%, caída que la entidad achaca a la no atribución de los resultados de Repsol (tras vender su participación) y BFA (cambio en la clasificación contable de la participación), y por los menores resultados extraordinarios de operaciones financieras en 2019. Pero lo peor ha venido después, cuando la empresa ha rebajado su previsión de ingresos para 2019: espera un incremento del 1%, frente al 3% anterior por el contexto de tipos de interés a la baja.

CAIXABANK 2,47 -2,53%

El margen de intereses del primer semestre asciende a 2.478 millones de euros (aumenta un 1,9% respecto al mismo periodo de 2018) gracias al incremento de los ingresos del crédito y los menores costes de financiación. 

Los ingresos por comisiones se sitúan en 1.248 millones de euros, bajan un 3,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Caen las comisiones bancarias, valores y otros ascienden a 719 millones de euros ( un 3%), también las de comercialización de seguros (bajan un 10,4%) y, las comisiones de fondos de inversión, carteras y sicavs  y las de gestión de planes de pensiones. Las comisiones de Unit Link en el año (+20,4 %).

Por su lado, el crédito bruto a la clientela se sitúa en 230.867 millones de euros, un 2,7% más. Baja el crédito para adquisición de vivienda (un 1,3%) y aumenta el crédito al consumo, que aumenta un 8,5%, y la financiación a empresas, que sube un 4,3%.

Los gastos extraordinarios del periodo ascienden a 978 millones de euros e incluyen, en el segundo trimestre de 2019, el acuerdo con los representantes de los trabajadores sobre un plan que conllevará el recorte de 2.023 empleos, así como otras medidas que permitirán una mayor flexibilidad laboral (incluye, entre otros, horario de apertura más amplio, reorganización geográfica, incremento del número de sucursales flexibles y aumento de empleados asignados al modelo de servicio remoto).

El grupo recuerda que las salidas se iniciarán a partir de julio y se producirán mayoritariamente durante el tercer trimestre de 2019, con el consiguiente reflejo en ahorro de costes, que espera sea de unos 200 millones en base anual y de 80 millones en el segundo semestre de 2019.

En cuanto a los recursos de clientes, ascienden a 380.864 millones de euros, con un alza del 6,2% en 2019 impactados por la estacionalidad positiva habitual del segundo trimestre y la recuperación de los mercados en el primer trimestre. 

Sobre la gestión del riesgo, la ratio de morosidad se reduce hasta el 4,2 % (baja 46 puntos básicos en el semestre) y los saldos dudosos descienden 793 millones. 

Respecto a la solvencia, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) se mantiene respecto al trimestre anterior en el 11,6%. Ese nivel de CET1, asegura Caixabank, ienta las bases "para alcanzar el nuevo objetivo de capital fijado en el Plan Estratégico 2019-2021, que se sitúa alrededor del 12%".

Normas