El poder de Amazon, Google, Facebook y Apple será investigado en EE UU

El Departamento de Justicia examinará si sus prácticas de negocio restringen la competencia

Una mujer se fotografía frente al logo de Google en un evento de la empresa, en París.
Una mujer se fotografía frente al logo de Google en un evento de la empresa, en París.

El Departamento de Justicia de EE UU (DOJ) ha puesto en marcha una amplia investigación para examinar las prácticas de negocio de los gigantes tecnológicos estadounidenses y determinar si están restringiendo de manera ilegal la competencia y la innovación. El organismo, que emitió un comunicado este miércoles, no citó a ninguna empresa concreta, pero se da por hecho que empresas como Amazon, Facebook, Google y Apple serán examinadas.

El Departamento de Justicia indicó que está “revisando cómo las empresas tecnológicas han logrado el poder que tiene en el mercado y si están incurriendo en prácticas que perjudican a la competencia, impiden la innovación o perjudican a los consumidores”. El organismo añadió que si determinan que esas compañías están violando las leyes, procederán “de manera apropiada” para buscar “una reparación”.

La investigación, según el DOJ, ha sido provocada por “preocupaciones generalizadas” expresadas por consumidores, empresas y empresarios en los ámbitos de las redes sociales, las búsquedas en internet y algunos servicios minoristas, hacia donde dirigirán sus pesquisas. “Queremos garantizar que los estadounidenses tengan acceso a mercados libres en los que las empresas compitan para brindar los servicios que los ciudadanos desean”, dijeron.

Esta nueva investigación eleva la presión que ya enfrentan las principales empresas tecnológicas de EE UU a ambos lados del Atlántico. La Comisión Federal de Comercio de EE UU también creó el pasado febrero un grupo de expertos para determinar si los gigantes tecnológicos violan las leyes antimonopolio (un trabajo que todavía está en marcha) y Bruselas tiene abiertas investigaciones sobre algunos de esos gigantes tecnológicos. Por ejemplo, el pasado 17 de julio la Comisión Europea anunció que investiga a Amazon por supuestas prácticas contra la competencia al sospechar que la compañía se aprovecha de los datos de los minoristas presentes en su plataforma.

Según avanzaba este martes The Wall Street Journal, el Departamento de Justicia no analizará ninguna acusación específica sino que investigará cómo las tecnológicas citadas han ampliado su tamaño e influencia y cómo hacen para, una vez alcanzado ese poder, permanecer ahí. El objetivo último será comprobar si otras empresas pueden competir contra la escala y la fortaleza financiera de estos titanes tecnológicos.

Ataques y defensa

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha pedido en varias ocasiones mayor vigilancia sobre compañías como Facebook, a la que ha acusado de estar suprimiendo las voces conversadoras en internet, o sobre Amazon y Google, a esta última por trabajar supuestamente con el Gobierno chino. Hoy, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, aseguró a la CNBC que el Departamento de Justicia “tiene razón” al investigar las prácticas de empresas como Amazon. Sobre esta aseguró que, “aunque ha generado ciertos beneficios, ha destruido la industria minorista en todo EE UU, por lo que no hay duda de que tiene una competencia limitada”.

Lo que puede poner nerviosas a las empresas investigadas es que el Departamento de Justicia de EE UU tiene amplios poderes no solo para investigar a las compañías que sospecha que infringen las leyes de competencia, sino también para dividir a las empresas que considere demasiado dominantes, según la BBC. Aunque ninguna compañía ha hecho declaraciones sobre esta última investigación, los gigantes tecnológicos estadounidenses ya han defendido en múltiples ocasiones que cuentan con competencia en sus diferentes mercados y que una división de las compañías podría allanar el camino a los gigantes chinos.

Actualmente, Facebook (con Instagram y Whats­App bajo su control) y Twitter controlan el negocio de las redes sociales en Occidente; Amazon, el del comercio electrónico; Apple y Google, controlan los sistemas operativos móviles, y Google y Facebook dominan la publicidad online. Además, todas ellas están expandiendo su poder a nuevos negocios como la banca online, la logística o el entretenimiento (videojuegos o películas bajo demanda).

En los últimos años, los gigantes tecnológicos se han enfrentado a las críticas de diferentes Gobiernos y organismos como la UE debido a la gran cantidad de poder que acumulan y los desorbitados beneficios que obtienen, en ocasiones superiores al PIB de algunas naciones pequeñas. Pero la presión crece. Daniel Ives, analista de la firma de investigación Wedbush Securities, afirma que es probable que el resultado de esta investigación del Departamento de Justicia acabe con “ajustes del modelo de negocio” de estas grandes compañías, incluso que acabe con multas, pero duda que se produzcan acciones dramáticas, como sería el forzar la división de estas compañías. Un extremo solicitado ya por algunos candidatos presidenciales demócratas como la senadora Elizabeth Warren, que ha pedido que firmas como Facebook y Google se dividan.

Normas