Isidro Fainé ficha a Antonio Banderas

El actor malagueño ofrecerá una ponencia sobre liderazgo en el Congreso de CEDE, que se celebrará en noviembre en su ciudad natal, donde abrirá el Teatro Soho Caixabank

Antonio Banderas, el pasado mes de junio en el Festival Internacional de Cine de Múnich.
Antonio Banderas, el pasado mes de junio en el Festival Internacional de Cine de Múnich. Getty Images

El plató de cine de Hollywood a impartir una conferencia sobre liderazgo a los ejecutivos españoles. El actor Antonio Banderas (Málaga, 1960) regresará a su ciudad natal, el próximo 7 de noviembre, para participar en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (FYCMA) en el XVIII Congreso de Directivos CEDE.

Bajo el lema Anticipando tendencias, construyendo futuro, la citada convención, organizada por la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, que preside Isidro Fainé, a su vez, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, abordará de la mano de expertos los desafíos que constituyen los principales motores de cambio económico y social. Pero la estrella de la jornada, por la expectación que generará debido al perfil empresarial de los asistentes a un evento de esas características, es, sin duda, Antonio Banderas. Su ponencia versará sobre liderazgo, aunque, según fuentes de la organización del Congreso, todavía no cuentan con los detalles de los temas que abordará el actor, del que también destacan su faceta como empresario.

Además de intérprete, director y productor, Banderas cultiva su faceta de emprendedor y abrirá el próximo mes de octubre el centro cultural Teatro del Soho Caixabank de Málaga, que cuenta con el respaldo financiero de la entidad que presidió Fainé hasta 2016. En esta ciudad, el actor estudió arte dramático antes de probar suerte en Madrid. Fue Pedro Almódovar con Mujeres al borde de un ataque de nervios, en los años ochenta, quien le dio la gran oportunidad cinematográfica. Más tarde dio el salto internacional y se convirtió en uno de los actores más solicitados de Hollywood. Ha dirigido cuatro películas, la primera de ellas, Crazy in Alabama, en 1999. También se ha convertido en el gran embajador de su ciudad de origen, donde cada Semana Santa sale de cofrade, y donde recientemente presentó, como imagen del mismo, el proyecto inmobiliario de 213 viviendas de alta gama Picasso Towers. Durante la presentación hizo referencia a la apuesta que debe hacer Málaga por la industria del lujo, y lo comparó, en este sentido, con la riqueza generada en el sur de Francia.

Banderas ha invertido en diferentes negocios a lo largo de su carrera, eso sí, con desigual fortuna. Uno de los que mayor éxito le ha dado es su alianza con el grupo de perfumería Puig, que comenzó en 1997, cuando las fragancias de las celebrities, en aquel entonces, no eran el fenómeno en el que se convirtieron posteriormente. Comenzó como un experimento, con el perfume Diavolo, y hoy bajo la enseña del actor más internacional español se comercializan otras siete fragancias. “No soy químico. No sé crear un perfume, pero cuando hablo con Puig sobre mis experiencias, mi manera de ver la vida, los perfumistas utilizan esas emociones y sensaciones para dar forma a una fragancia que refleja mi personalidad”, reconoce Banderas, que también ha sido imagen de una campaña masculina para El Corte Inglés.

Su inquietud por la moda le llevó a matricularse en la prestigiosa escuela de diseño londinense Central Saint Martins, ya que hace tres años presentó para Selected Homme su primera colección de ropa. También ha hecho apuestas por los productos españoles, como el aceite y el vino. En 2003, compró el 10% del productor de aceite de oliva Hojiblanca, para promover su exportación en Estados Unidos.

También entró en el accionariado, con el 50% del capital del productor de vinos Anta Bodegas, de Ribera del Duero, que entró en concurso de acreedores y que actualmente gestiona el grupo riojano CVNE (Compañía Vinícola del Norte de España). Con su hermano Francisco Javier Domínguez Bandera comparte negocios inmobiliarios y relacionados con la naútica, además de contar con su propio equipo de Moto2, Team Jack & Jones by Antonio Banderas. También fracasó con la cadena de restaurantes que abrió en Málaga, La Posada de Antonio, y tampoco salió adelante la idea de crear un teatro en la madrileña estación de Príncipe Pío. Tal vez, todas estas sombras sirvan para construir un discurso inspirador para el Congreso de CEDE sobre lo que debe ser un líder de éxito. Que de eso también sabe mucho.

Normas