Sánchez tratará de recabar nuevos apoyos hoy a un Gobierno de coalición con Podemos

El líder socialista necesitará lograr mayoría absoluta en la votación del martes o simple en la del jueves para gobernar

Pedro Sánchez interviene en el Congreso de los Diputados.
Pedro Sánchez interviene en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno en funciones, y líder del PSOE, Pedro Sánchez, protagonizará hoy la primera intervención del debate de investidura que arranca este medio día y en el que necesitará granjearse nuevos apoyos, o al menos abstenciones, para repetir en el cargo al frente del Ejecutivo de coalición que está negociando formar con Unidas Podemos.

Las posibilidades de que la investidura acabe fraguando aumentaron el pasado viernes cuando el secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, decidió dar un paso a un lado renunciando a formar parte de dicho Gabinete tras ser señalado por Sánchez como el principal “escollo” para un pacto. A falta de ver si ambos grupos logran acordar los nombres propios que conformarían su Consejo de Ministros, lo cierto es que ambas fuerzas solo suman 165 escaños. La cifra no alcanza los 176 votos a favor que Sánchez necesitaría para ser investido en una primera vuelta, durante la votación de mañana, aunque allana el terreno a una victoria en la sesión del jueves, cuando le bastaría obtener más síes que noes.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los 66 diputados del PP, los 57 de Ciudadanos y los 24 de Vox han avanzado que votarán en contra en cualquier caso, mientras que Coalición Canaria viene apuntando que sus dos votos serían contrarios a un Ejecutivo del que forme parte Podemos.

El discurso de Sánchez, por tanto, pondrá especial foco en convencer a los seis diputados del PNV, el de Compromís o el del Partido Regionalista de Cantabria, con los que sumaría 173 escaños. La cifra le deja a las puertas de la mayoría absoluta y permitiría una victoria en la votación del jueves si Esquerra, que viene avanzando que no bloqueará la formación de Gobierno, se abstiene finalmente.

De fracasar en ambas votaciones, Sánchez podría buscar una segunda investidura en septiembre y, si todo falla, podría haber repetición electoral en noviembre. Tras el acercamiento con Podemos, en todo caso, es de esperar que Sánchez ponga toda la carne en el asador en las votaciones de esta semana, la primera de las cuáles será mañana tras la intervención de todos los grupos de la Cámara.

Normas