Organismos internacionales

Europa dirime hasta finales de mes sobre su candidato a la presidencia del FMI

Los nombres que suenan con más fuerza son los de Jeroen Dijsselbloem, Mário Centeno, Olli Rehn y Nadia Calviño

La ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente del Eurogrupo, el portugués Mário Centeno, la semana pasada en Bruselas.
La ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente del Eurogrupo, el portugués Mário Centeno, la semana pasada en Bruselas. AFP

Empieza la quiniela en la carrera por liderar el Fondo Monetario Internacional, una de las instituciones con mayor influencia internacional, después de que su actual presidenta, la francesa Christine Lagarde anunciara que dejará el puesto definitivamente el próximo 12 de septiembre tras haber sido nominada para dirigir el Banco Central Europeo una vez finalice el mandato de Mario Draghi en noviembre.

Mientras Europa se afana por elegir a un candidato antes de finales de mes, los países emergentes tratan ganar fuerzas y quitar, por primera vez en los 75 años de historia del organismo, la presidencia a un europeo. Países como India, Brasil o China tratarán de poner fin a esa tradición, ligada a su vez a que sea un estadounidense el presidente del Banco Mundial.

Este jueves, el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, adelantó que los Veintiocho presentarán antes de que acabe julio un único candidato "de consenso" al FMI. A pesar de negarse a hablar de nombres, Le Maire, detalló que buscarán "una candidatura europea de consenso, que sea sólida, creíble, y que permita a Europa seguir dirigiendo el FMI", detalló durante la minicumbre de ministros de Finanzas del G7, que reúne a Alemania, Italia, Reino Unido y Francia, además de Estados Unidos, Canadá y Japón. 

Por lo pronto, el listado europeo parece reducidirse a cuatro candidatos: Mário Centeno, Jeroen Dijsselbloem, Olli Rehn y Nadia Calviño tras no pasar la primera criba el gobernador del Banco de Inglaterra, Marck Carney, canadiense con pasaporte irlandés. Carney se habría quedado atrás en plenas negociaciones del Brexit entre la Comisión y Reino Unido.

Jeroen Dijsselbloem

Este holandés es uno de los aspirantes que parte con más papeletas, que contaría con el respaldo de Berlín y otras capitales del norte de Europa. Siendo ministro de Finanzas de su país, se convirtió en 2013 en el presidente del Eurogrupo en uno de los momentos más difíciles de la crisis económica en la UE y el punto álgido de los rescates y políticas de austeridad contra la Europa del Sur (España, Italia, Portugal y Grecia), cargo que ocupó hasta 2018. Fue muy criticado por las polémicas declaraciones que hizo contra este grupo de países (“no puedo gastarme todo mi dinero en licor y mujeres y a continuación pedir ayuda”), por lo que tuvo que disculparse públicamente. Sería el segundo holandés en acceder al puesto 40 años después, tras la dirección de Johannes Witteveen entre 1973 y 1978.

Mário Centeno

La llegada de Centeno a la presidencia del Eurogrupo en diciembre de 2017 sustituyó a Dijsselbloem supuso la entrada de aire fresco en la institución y el fin de la austeridad aplicada desde el arranque de la crisis. Socialista portugués curtido como ministro de Finanzas en pleno rescate del país por la troika, su mandato finaliza a mediados de 2020.

Nadia Calviño

Antes de convertirse en ministra de Economía el pasado año, Calviño ocupó entre 2014 y 2018 una influyente posición en Bruselas como directora general de Presupuestos de la Comisión Europea. De obtener el puesto al frente del FMI, se convertiría en la segunda presidenta del organismo con sede en Washington, y en la segunda española, tras la dirección a cargo de Rodrigo Rato entre 2004 y 2007. El vicepresidente y ministro de Economía con Aznar se encuentra actualmente en prisión por el caso de las tarjetas black en su época de presidente de Bankia. Calviño es la única mujer que aspira al puesto, ya que la directora general del Banco Mundial, la búlgara Kristalina Georgieva, que también sonaba para el cargo, sobrepasa el límite de edad de 65 años impuesto por el FMI.

Olli Rehn

El gobernador del Banco de Finlandia es otro de los posibles aspirantes al FMI, después de que también resonara como uno de los posibles sustitutos de Mario Draghi al frente del BCE, cargo para el que finalmente fue nominada Lagarde. Rehn fue durante cuatro años (2010-2014) comisario de economía de la Comisión Europea, un puesto desde el que defendió firmemente las políticas de austeridad de la zona euro.

Mark Carney

Gobernador del Banco de Inglaterra desde 2013, pasó al cargo tras dirigir durante cinco años el Banco de Canadá. Parece muy difícil que Carney siga en la carrera por dirigir el FMI, dado el consenso que pretenden alcanzar los Veintiocho, que choca con la todavía situación de incertidumbre respecto al Brexit, cuya fecha está prevista para el 31 de octubre, apenas un mes y medio después de que Lagarde deje el puesto. 

Normas