El pesimismo del automóvil en China podría haber sido sobrevalorado

Con un comienzo de año sombrío, con las ventas cayendo más de un 10% en comparación con el primer semestre de 2018, el caos reinó en medio de una situación nuevA, pero lo peor podría haber pasado.

Taller de ensamblaje de General Motors en la región autónoma china de Guangxi Zhuang.
Taller de ensamblaje de General Motors en la región autónoma china de Guangxi Zhuang. Reuters

El pesimismo del sector del automóvil de China podría ser exagerado. Con un comienzo de año sombrío, con las ventas cayendo más de un 10% en comparación con el primer semestre de 2018, el caos reinó en medio de una situación nueva, con un Pekín reacio a ofrecer estímulos. Pero la presión política es desigual, y lo peor podría haber pasado.

Las últimas cifras parecen también oscuras. El profit warning lanzado por el campeón local Geely y de proveedores como Johnson Electric y Sensiron culpan de sus problemas a la debilidad del mercado automovilístico más grande del mundo. Es probable que las ventas de vehículos vuelvan a caer este año por debajo de las expectativas de crecimiento cero, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

Los responsables políticos son en parte responsables del dolor. Su decisión de poner fin a los incentivos fiscales para los coches de gama baja suprimió las ventas. Para añadir más leña al fuego, en abril se filtró un generoso plan de estímulo que se vio frustrado cuando finalmente se publicó en junio un paquete de medidas recortadas.

Sin embargo, hay motivos para un optimismo cauteloso. Si los reguladores se abstienen de hacer más dramatismo, la demanda subyacente podría repuntar a pesar de la ralentización económica. El segmento de lujo ha desafiado la recesión. Las marcas de gama alta Audi y Mercedes-Benz registraron ventas récord en el primer trimestre, mientras que BMW registró un crecimiento de dos dígitos en sus ingresos en China.

Los vehículos eléctricos son otro punto positivo. Pekín ha ideado un sistema de crédito que recompensa a los fabricantes de coches más limpios. El gigante chino de baterías Contemporary Amperex Technology señaló el viernes que el beneficio neto había crecido hasta un 150% en la primera mitad del año, más de lo esperado.

Los burócratas locales también dan agradables sorpresas En mayo, las autoridades regionales de las ciudades de Shenzen y Guangzhou redujeron los límites de las nuevas matrículas. Si se suman todos estos factores, el pesimismo y la pesadumbre del mercado de automóviles pueden ser exagerados.

Normas