Calviño dice que la tasa a los bancos puede ser un incentivo “potente” para que resuelvan las reclamaciones

La Ministra de Economía asegura que el objetivo es que los ciudadanos no tengan que pagar por las demandas

reclamaciones bancarias
Nadia Calviño, ministra de Economía en Funciones.

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, ha reconocido este jueves en declaraciones a Onda Cero que el Gobierno trabaja en un anteproyecto de ley que tendrá el objetivo de "proteger al cliente financiero" y ha asegurado que imponer una tasa a los bancos por cada reclamación ante la nueva autoridad de protección del cliente financiero "puede ser un incentivo muy potente para que resuelvan las reclamaciones". CincoDías ha adelantado que el anteproyecto contempla una tasa de 200 euros a los bancos por cada reclamación que reciban.

La ministra ha lamentado que desde que Pedro Sánchez llegó a la presidencia del Gobierno, en junio de 2018, no hayan podido crear la Autoridad Independiente de Protección al Cliente Financiero. Una oficina que se encargará de reducir los abusos en la comercialización de productos bancarios y que intentará rebajar el colapso que vienen provocando este tipo de casos en los tribunales españoles y en la Justicia europea. Será una de las prioridades, ha dicho, "una de las primeras cosas" que le gustaría lanzar en la nueva legislatura. "Todos los ciudadanos sienten que es necesario este refuerzo de su protección en el ámbito financiero", ha dicho Calviño.

Reclamaciones vinculantes

"Tener que ir a la Justicia hace que los procesos de reclamación sean muy largos y costosos. El hecho de que los mecanismos de supervisión del Banco de España y de la CNMV no sean vinculantes, no obliguen a las entidades a cumplir sus resoluciones, limita la eficacia de esos sistemas", ha dicho Calviño. La intención del Ministerio de Economía es que las resoluciones de la Autoridad Independiente de Protección del Cliente Financiero sean vinculantes hasta un nivel de 50.000 euros, según el contenido del borrador que ha adelantado hoy CincoDías.  

"Estamos viendo cómo se financiaría. El objetivo es que los ciudadanos no tengan que pagar por reclamar", ha explicado al ser preguntada por la tasa que se contempla en los borradores del texto. "Si se establece un pago a los bancos, eso genera un incentivo muy potente par que los bancos resuelvan los problemas y las reclamaciones en su propio seno y no tengamos que llegar a esta autoridad de protección del cliente financiero", ha concluido.

Normas