Previsiones económicas

Esade prevé que la zona euro siga ralentizándose en la segunda mitad de año

Baja su estimación al 1,5%, tres décimas menos

Robots de la planta de PSA de Vigo.
Robots de la planta de PSA de Vigo.

Jarro de agua fría al crecimiento de la zona euro para la segunda mitad de año. Esade considera que la economía de los países del euro continuará ralentizándose en el segundo semestre del año y que se incrementará un 1,5% al cierre del ejercicio, tres décimas menos que lo previsto anteriormente, a pesar de la evolución mejor de lo estimado de la primera mitad de año.

“Esta ralentización será fruto del recrudecimiento de la tensión comercial entre China y Estados Unidos, y de la dificultad para alcanzar un acuerdo con el Brexit, que también afectarán a las negociaciones para la integración fiscal y financiera en la zona euro”, ha resaltado Josep Comajuncosa, co-autor del informe económico financiero de Esade.

La institución considera que la economía española seguirá liderando el crecimiento de la zona euro, aunque moderará su ímpetu hasta el 2%, por debajo de la previsión del Gobierno. Comajuncosa considera que España ha estado creciendo en los últimos meses por encima de su potencial, y que paulatinamente irá acercándose a la media de la zona euro y terminará moviéndose en esa línea. Aun así, afirma que la economía española es lo suficientemente autónoma como para mantener ese crecimiento a pesar de pequeños altibajos. “Formar Gobierno y empezar a hacer políticas económicas siempre es mejor que posponerlo”, ha señalado el experto ante la actual incertidumbre del panorama político de nuestro país.

El informe destaca también que la hipotética salida sin acuerdo del Brexit perjudicaría a la economía de Reino Unido, que está creciendo ligeramente por encima del 1%, así como a sus flujos financieros y a los del resto de la zona euro. Además, si a lo largo de este 2019 no se alcanza un acuerdo, se prevé que su crecimiento se resienta a la baja.

Por otro lado, considera que el Banco Central Europeo podría anticiparse a esas incertidumbres con operaciones de re-financiación pero manteniendo el tono expansivo de su política. No obstante, el mayor peligro del Brexit, ha detallado Comajuncosa, sería la posibilidad de darse un entorno poco cooperativo entre Londres y Bruselas, siendo esto requisito indispensable para la mejora económica.

Italia es otro de los puntos de incertidumbre en el actual panorama económico. Esade prevé que su economía estará bajo el escrutinio de Bruselas para detectar si cumple con los compromisos adquiridos en materia de reducción de déficit público. En caso contrario, alerta, se elevaría su prima de riesgo y esto podría contagiar al resto de países de la Unión Europea, dando lugar a otra crisis como la vivida en 2010, explicó el experto.

Los desequilibrios provocados por las políticas de Estados Unidos también podrían llegar a vulnerar la situación económica global. Comajuncosa señala que a pesar de que los temores de que China contraataque a Estados Unidos con instrumentos financieros sean descartables -devaluación de su divisa o venta en el mercado de bonos estadounindeses-, sí es una ventana de incertidumbre, dado que recuerda que en realidad la guerra comercial es tecnológica y se lucha por la supremacía tanto militar como financiera.

Normas