La derecha vuelve al gobierno en Grecia y sonríen los mercados

El nuevo primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, propone una mayor flexibilidad laboral y la bajada de los principales impuestos

El nuevo primer ministro griego, el conservador Kyriakos Mitsotakis.
El nuevo primer ministro griego, el conservador Kyriakos Mitsotakis.

Los mercados reciben con optimismo la vuelta de la derecha al Gobierno griego. Aunque ya lo auguraban desde las elecciones europeas del 26 de mayo en el que el partido conservador Nueva Democracia (ND) obtuvo el 33,1% de los votos, 10% más que la formación gobernante Syriza, liderada por el ya exprimer ministro Alexis Tsipras. La prima de riesgo se ubica en los 244 puntos este lunes, 100 puntos por debajo al número que registró el viernes anterior a los comicios al Parlamento Europeo y 180 puntos menos que a comienzos de año.

La Bolsa de Atenas alcanzó la semana pasada -la anterior a las elecciones generales del pasado domingo- sus máximos desde inicios de 2015 y acumula una subida del 45% en lo que va del año. El lunes siguiente a las elecciones al Parlamento Europeo el selectivo heleno se disparó más de un 6%, la subida más alta desde el alza del 9,38% que registró en agosto de 2015.

Los mercados parecen verse seducidos por las principales propuestas del primer ministro Kyriakos Mitsotakis, que ya juró su cargo este lunes. El líder derechista pretende reducir el número de funcionarios del Estado, atraer inversiones extranjeras y reducir impuestos. 

La reducción de impuestos se centrarán en bajar el de sociedades un 8%, hasta el 20%, en dos años; las cotizaciones un 5% hasta el 15% y la reducción del tipo mínimo del IRPF en 13% (del 22% al 9%) para las personas que no superen los 10.000 euros de ingresos. 

El líder conservador, por otra parte, asegura que durante su Gobierno, en el que contará con la mayoría absoluta de 158 diputados sobre un total de 300, las inversiones privadas serán de 50.000 millones de euros como mínimo. El crecimiento económico, entonces, afirma que será de hasta el 4% y se crearán hasta medio millón de empleos "de calidad".

Mitsotakis, sin embargo, apuesta por la flexibilización del mercado de trabajo y es partidario de que las empresas directamente firmen convenios con sus trabajadores, en lugar de los convenios colectivos de trabajo. 

En el área de la educación, Mitsotakis quiere romper una tradición griega al apostar por la privatización de universidades, prohibido por la Constitución helena. El primer ministro, de 51 años, considera que la educación debe ajustarse a las necesidades del mercado laboral.

Nacionalista y tradicionalista

Aurora Dorada. La formación neonazi Aurora Dorada se ha quedado fuera del Parlamento después de cuatro elecciones en las que había obtenido representación -en las últimas elecciones se ubicó en el tercer lugar-. Una de las razones se explica por el discurso nacionalista del nuevo primer ministro y el pedido a la ciudadanía que se identifique con la derecha por el "voto útil" para el principal partido, Nueva Democracia, que él mismo lidera. 

Símbolos. Después de la toma de posesión de Tsipras, que en 2015 no juró por Dios -es ateo-, Mitsotakis retomó la tradición y juró junto a la Biblia y con sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa Griega, la religión que profesan más del 80% de los griegos, según datos de la UE.

Normas