“Recomendamos tener un 20% en ‘cash’ por el poco valor de bonos y acciones”

El experto anticipa nuevas turbulencias debido a la guerra comercial

James Bateman, director de multiactivos de Fidelity International.
James Bateman, director de multiactivos de Fidelity International.

El papel de jefe de multiactivos en una gran gestora de fondos internacional tiene algo de barman. Los responsables de renta variable buscan las compañías más atractivas para invertir, los de renta fija investigan bonos por todo el mundo, y la misión de la división de multiactivos es encontrar la combinación de activos perfecta para cada momento. Que no es lo mismo tomarse una caipiriña en julio que en Navidades.

James Bateman dirige esta área en Fidelity International y tiene una visión panorámica sobre las inversiones del grupo. Dado que muy pocos clientes escogen comprar solo acciones o solo bonos, y que la mayoría de los fondos son mixtos, la decisión sobre cuánta renta fija y cuánta renta variable introducir en cada cartera es fundamental. Y es una decisión que recae sobre Bateman y su equipo. La gestora administra activos por un valor de 365.000 millones de euros y cuenta con 2,4 millones de clientes en todo el mundo.

¿Es ahora un mejor momento para la renta variable o para la fija?

Mejor para las acciones. Es posible que veamos algunas caídas en los próximos meses, pero las perspectivas a medio plazo para los bonos son peores. En general, nos parece un momento propicio para sobreponderar el peso en carteras de las acciones de mercados emergentes y también los bonos emergentes.

¿Cuál sería hoy una correcta distribución de activos en una cartera equilibrada?

El reparto clásico es 60% acciones y 40% bonos. Pero ahora nuestro consejo es tener un 50% en Bolsa, un 30% en bonos y un 20% en efectivo. En general, creemos que los activos tradicionales están sobrevalorados.

¿No es algo contradictorio que un fondo de inversión tenga tanto efectivo?

El efectivo es un activo que no nos gusta por sí mismo, sino porque no te gusta nada más. Vemos las acciones moderadamente sobrevaloradas, con un significativo riesgo de corrección que puede provocar la guerra comercial, y el hecho de estar en la parte final del ciclo. Si comienza un mercado bajista veremos serias correcciones. En renta fija, las valoraciones son muy altas. Nos parece que los bonos de alto rendimiento están muy caros, teniendo en cuenta que va a empezar un nuevo ciclo de quiebras. Con este contexto… ¿dónde invertir? La respuesta es en efectivo.

¿En qué tipo de instrumentos de efectivo invierten?

Son estrategias que toman el efectivo como referencia, como las long-short en acciones, que equilibran las apuestas alcistas con las bajistas para tratar de estar neutrales frente al mercado. También otro tipo de inversiones alternativas, como fondos de parques eólicos o de infraestructuras.

El problema de los fondos neutrales al mercado es que, en 2018, cuando cayó tanto la Bolsa comola renta fija, fallaron estrepitosamente…

Así es. Hay muchos fondos que se vendían como neutrales, pero que no lo eran. Hay que tener muy claro cómo estás invirtiendo, y qué grado de correlación tienen las inversiones. Tenemos claro que nuestras inversiones alternativas tienen un diseño descorrelacionado del mercado.

¿La Fed recortará tipos a finales de mes?

Hay mucha presión para que lo haga, pero yo creo que será más bien en el tercer trimestre. Es mi escenario base.

¿Hay burbuja en el mercado de bonos de baja calidad?

La respuesta rápida es que sí. Hay un riesgo latente. Creemos que ahora es más importante que nunca fijarse en la calidad del activo. Lo preocupante es que se han emitido muchos bonos con triple B, que la salud financiera de las empresas no justificaba. Las agencias de rating están siendo muy complacientes. Si hay un cambio de ciclo económico, puede haber muchas sorpresas desagradables.

¿Cómo va a acabar la guerra comercial?

Creo que empeorará hasta que aparezcan razones sólidas para que vaya mejor. La principal es que Trump siga perdiendo popularidad, de cara a su reelección. Durante lo que queda de 2019 la situación irá a peor. Pero lo que nos demostró el caso de México es que cuando hay voluntad política, es fácil llegar a acuerdos muy rápidamente.

Entonces, ¿veremos un acuerdo global con China?

Creo que sí. El año que viene, con las elecciones a la vuelta de la esquina, a Trump le interesará mucho publicitar un gran acuerdo comercial. Así ganará popularidad en los Estados péndulo y logrará impulsar la economía. Ese acuerdo también le situaría ante el electorado como un especialista en estas negociaciones.

¿Qué sectores les gustan más en renta variable?

Hay algunas industrias tradicionales que se han quedado muy rezagadas. Por ejemplo, las telecos europeas nos parecen atractivas, estamos en un proceso de revisión al alza de sus beneficios futuros. Las empresas de calidad, con un corte defensivo, son las que más nos gustan en este momento tardío del ciclo.

Normas