Mercados

Jefferies recorta los precios objetivos de la banca

La firma de análisis no ve potencial en Bolsa ni a Santander ni a Bankia

Parqué de la Bolsa de Madrid.
Parqué de la Bolsa de Madrid. EFE

La firma de inversión Jefferies ha recortado las valoraciones que tiene para las seis entidades financieras que forman parte del selectivo español.  Banco Santander y Bankia se llevan la peor parte. Jefferies tiene una recomendación de peor que el mercado para ambos valores mientras que para los otros cuatro reitera el consejo de mantener. En cuanto a las valoraciones, la casa de análisis ha recortado el precio objetivo de Santander desde los 3,7 euros a los 3,6 euros, ambas valoraciones están por debajo de los 4,08 euros a los que cotiza la acción de Santander hoy.

En cuanto a Bankia, el nuevo precio objetivo de Jefferies es 1,75 euros frente a los 2,10 euros anteriores. Tampoco ve en este caso Jefferies recorrido a la acción de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri que cotiza hoy a 2 euros. 

Por su parte, BBVA tiene un nuevo precio objetivo por parte de Jefferies en 5,3 euros desde los 5,7 euros anteriores, dejando un potencial de 8% respecto a los 4,9 euros a los que cotiza hoy.

Para Sabadell, la rebaja va desde los 1,15 euros a los 1,05 euros. El potencial con el nuevo precio objetivo es del 17%. Las acciones del banco catalán, que han llegado a ceder un 1,4% en Bolsa hoy, avanzan posiciones, al igual que el resto del sector. En el caso de Bankinter, el nuevo precio objetivo es 6,5 euros, medio euro por debajo del anterior, lo que deja un escaso potencial de revalorización del 6,5% mientras que en el caso de CaixaBank, el recorte de valoración pasa de 3,70 euros a 3,30 euros, con un potencial de más del 30%. 

Relevo en el BCE

Mientras en Europa, el sector está registrando resultados mixtos horas después de conocerse que la francesa Christine Lagarde será la sucesora de Mario Draghi al frente del BCE. Pese a sonar entre los posibles candidatos, Lagarde no era una de las favoritas a ocupar este cargo. 

Las quinielas de los últimos meses colocaban como uno de los favoritos a ocupar la presidencia al alemán Jens Weidmann. La designación del presidente del Bundesbank podría haber provocado un cambio significativo en la orientación del BCE, dado su perfil de 'halcón' especialmente crítico con las políticas de estímulos.

Algunas firmas de inversión ya han comenzado a valorar el nombramiento que, a priori, garantiza la continuidad en la política de estímulos adoptada por Mario Draghi. Así lo considera David F. Lafferty, Chief Market Strategist de Natixis Investment Managers, que explica que Lagarde tendrá que “continuar con las políticas superacomodaticias” impulsadas por Draghi.

El experto de Natixis considera que “no importa mucho” que Lagarde no sea economista y, de hecho, subraya que “su habilidad para moverse entre los políticos europeos probablemente es más valiosa que un doctorado en Económicas” en las circunstancias actuales, en las que “las herramientas monetarias han perdido mucha de su eficacia”.

Normas