Cumbre europea

Lagarde presidirá el BCE, Von der Leyen la Comisión y Borrell será diplomático jefe

Tusk anuncia el acuerdo de última hora entre los líderes de la UE

Tras casi tres días de negociaciones ininterrumpidas, finalmente los líderes europeos han alcanzado un acuerdo para un reparto de cargos sin precedentes. La actual directora gerente del FMI, Christine Lagarde, sucederá a Mario Draghi como presidenta del BCE, mientras la ministra de Defensa alemana, la conservadora Ursula von der Leyen, presidirá la Comisión Europea. El actual ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell será candidato a jefe de la diplomacia europea, o Alto Representante para la Política Exterior y la Seguridad.

El acuerdo, propuesto por Emmanuel Macron a mediodía, ha ido ganando tracción a medida que avanzaba la tarde. El compromiso da a los dos mayores países, Francia y Alemania, los dos puestos más cotizados de las instituciones europeas incluyendo, además, a dos mujeres en el reparto.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ya indicó poco antes del acuerdo su disposición a renunciar a que Frans Timmermans como presidente de la Comisión Europea. Dado que la propuesta de Macron incluye a una representante del PPE (von der Leyen) y una ex ministra en un Gobierno de centroderecha (Lagarde), el partido socialista obtiene el puesto de jefe de la política exterior. El primer ministro belga en funciones, el liberal Charles Michel, será el próximo presidente del Consejo Europeo. Tusk no ha informado sobre el puesto de presidente del Parlamento europeo, si bien durante la tarde se especulaba con un turno rotatorio.

Al término del Consejo Europeo, también se han ido conociendo el resto de cargos de la Comisión. Timmersman será vicepresidente, así como la líder del partido liberal, Margarithe Vestager. Sánchez ha afirmado que el acuerdo pasa por que el comisario de Asuntos Económicos sea socialdemócrata.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, por su parte, quiso salir al paso de la pérdida de influencia del país transalpino en el reparto de cargos, tras haber perdido la presidencia del BCE y el jefe de la diplomacia. "Nos hemos garantizado un comisario de alto perfil económico y posiblemente una vicepresidencia", ha dicho Conte, que ha aclarado que se trata del responsbale de competencia. Un puesto hasta ahora en manos de Vestaguer, desde donde ha impulsado las multas a Google o Facebook.

La cumbre ha arrancado a las 16 horas después de una nueva ronda de retrasos y contactos bilaterales, de la que ha salido el tándem Lagarde-von der Leyen. "Espero que esta sea mi última actualización y es positiva: el almuerzo del Consejo Europeo ha comenzado", escribió en Twitter el portavoz de Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo y coordinador de las complejas negociaciones. Los cinco puestos a elegir han de conjugar el equilibrio entre las distintas familias políticas europeas -socialdemócratas, conservadores y liberales-, el equilibrio geográfico y el equilibrio de género. A las 19 horas Tusk publicaba en Twitter el acuerdo.

Una vez que hoy se ha constituido el nuevo Parlamento Europeo, el Consejo debía tener el nombre del candidato a presidir la Comisión Europea antes de las 10 de esta noche, para que mañana pueda ser sometido a votación. Pero queda un último escollo. El Parlamento Europeo ha exigido que el candidato sea el cabeza de lista de uno de los partidos europeos (llamado Spitzenkandidaten), una forma de reclamar mayor atención para la habitualmente orillada Eurocámara.

Además, el acuerdo puede no satisfacer al grupo socialdemócrata: el grupo parlamentario ya ha calificado el acuerdo de "decepcionante" y apuesta por el Spitzenkandidaten. Con el resultado de las últimas elecciones europeas, los populares y los liberales no suman los votos suficientes para sumar la mayoría absoluta de 376 diputados, y necesitarían los votos de terceros partidos.

El acuerdo ha tenido el visto bueno del sector crítico del Partido Popular Europeo, del del bloque de países del Grupo de Visegrado -Chequia, Hungría, Polonia y Eslovaquia- y de Italia. Este grupo tiró por tierra el acuerdo para nombrar a Timmermans presidente de la Comisión, pactado entre Francia, Alemania, España y Holanda durante la cumbre del G20 en Osaka.

Hoy por el contrario, Víktor Orbán, el ultraderechista primer ministro húngaro, ha apoyado explícitamente a von der Leyen. La ministra de Defensa alemana, nacida en Bruselas, se dedicó a la medicina antes de saltar a la política, y habla con fluidez inglés y francés.

Italia, que en paralelo a los cargos, está negociando con Bruselas su senda presupuestaria.  "Ayer aprobamos el proyecto de ley sobre el ajuste presupuestario y podemos enviar nuestros documentos oficiales a Europa, poniendo sobre la mesa más de 7.000 millones de euros, lo que nos permite decir que estamos en línea con las previsiones del famoso 2,04 % de déficit en 2019", explicó el primer ministro Giuseppe Conte. Mañana la Comisión, aún presidida por Jean Claude Juncker, debe decidir si abre proceso sancionador contra Roma.

Normas