Máximo histórico de afiliación en junio: 19,5 millones de ocupados

El desempleo cae en 63.805 personas y alcanza el nivel más bajo en 11 años

paro registrado pulsa en la foto

La afiliación a la Seguridad Social registró en junio un máximo histórico en España con más de 19,5 millones de personas ocupadas, una cifra que supera así el último récord alcanzado hace casi 12 años, en julio de 2007 (19,49 millones), justo antes del estallido de la crisis económica, según los datos que ha publicado hoy el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. No obstante, la creación de nuevos puestos de trabajo se ralentiza y crece a su menor ritmo para un mes de junio desde 2014. En comparativa con mayo, es el menor aumento desde 2015. 

El desempleo bajó en junio en 63.805 personas respecto al mes anterior y sitúa número total de desempleados en 3.015.686 personas, la cifra más baja desde noviembre de 2008. Sin embargo, en un mes tradicional de caída de desempleo, la bajada en el número de parados es la más floja en un mes de junio desde 2009, cuando el desempleo se redujo en 55.250 personas. En junio de 2018, la caída de desempleados fue de 89.968 personas. En términos desestacionalizados el desempleo ha subido en junio en 8.986 personas respecto al mes de mayo. 

Los buenos datos de afiliciación muestran sin embargo que la creación de empleo pierde fuelle. En los últimos 12 meses, el sistema ha sumado 510.707 trabajadores, un 2,69% más, pero el menor aumento para un mes de junio desde 2014. En términos absolutos, el incremento es también el menor desde junio de 2016, cuando se sumaron 503.876 cotizantes. Así mismo, en comparativa intermensual, junio registró  75.584 ocupados más que en mayo, un aumento del 0,39%, la evolución más baja desde 2015. En términos desestacionalizados, la afiliación en junio respecto a mayo creció en 32.732 trabajadores, un 0,17%, frente al 0,26% de junio del año pasado. 

El empleo de las mujeres también marca récords históricos y crece más que el de los hombres en términos relativos. En junio se registraron 7.087 afiliadas más hasta sumar 9.050.836 trabajadoras, la cifra más alta desde que hay registros, y representan ya 46,37% de toda la fuerza de trabajo. En los últimos 12 meses la afiliación de las mujeres ha crecido un 3,09%, mismo ritmo que en mayo, frente al 2,34% de los hombres (que sumaron 68.497 cotizantes más), lo que supone la variación más baja desde 2014.

Por sectores, los servicios tiran del empleo, coincidiendo con el inicio de la temporada estival. La hostelería es donde más creció el empleo en junio respecto a mayo (37.225 trabajadores más, un aumento del 2,63%). Los cotizantes en la Sanidad y Servicios Sociales aumentaron un 2,06% (31.799 más), seguidos por el comercio (28.217, un 1,16%), las actividades administrativas (21.395, 1,62%), la construcción (7.809, un 0,88%) y la industria (10.551, un 0,57% más). En cambio, la Educación y la Agricultura, dos sectores muy estacionales, pierden 53.423 y 30.927 empleos, respectivamente (una caída del 5,46% y 3,83% en cada caso). Junio marca el final de curso, cuando no se renueva los contratos a los profesores, y el fin de algunas campañas agrícolas. Por su parte, el Sistema Especial del Empleadas del Hogar pierde 1.163 trabajadores.

Esa estacionalidad explica, por ejemplo, que el número de cotizantes aumentara en junio en todas las comunidades autónomas excepto por Andalucía y Murcia, donde descendió un 1,05% y 0,34%, respectivamente, debido al gran peso de la agricultura. En concreto, en Huelva la afiliación cayó respecto a mayo un 10,7% y en Almería un 2,6%. Por contra, gracias al repunte de la actividad turística, Baleares sumó un 4,15% más de trabajadores.

La afiliación de los autónomos también se frena y creció un 0,27% respecto a mayo (8.745 cotizantes más), la evolución mensual más baja desde 2012. Lo más mismo con el repunte en los últimos 12 meses: respecto a junio del año pasado, los autónomos crecen un 0,4% con 13.042 cotizantes más, el repunte más bajo para un mes de junio desde 2013. Pese a todo, los autónomos suman ya 3.286.600 personas, la cifra más alta en 15 años. 

Respecto a los trabajadores extranjeros, su afiliación está en máximos de toda la serie histórica (iniciada en 2007), al sumar 2.178.269 personas cotizando, coincidiendo con cifras récord de inmigración que no se veían desde 2008. El 84% de ellos trabaja bajo el régimen general (dos puntos más que el total nacional) mientras que el 16% lo hace como autónomo (un punto menos). 

La afiliación también creció de forma importante en la Administración pública hasta sumar 2.540.313 trabajadores (con datos de mayo), un 3,95% que un año antes. Especialmente significativo fue el repunte en la Administración Estatal cuya plantilla aumentó un 5,21% hasta los 335.839 trabajadores públicos (el 13% del total), frente a la Administración autonómica, donde la afiliación repuntó un 4,74% (concentra el 59% de los empleados), y la local (un 1,78% más hasta sumar el 28% de los funcionarios).

Cae el paro en servicios e industria

El paro registrado se redujo en todos los sectores excepto en la agricultura, donde aumento en 5.815 personas. El mayor descenso porcentual se produjo entre las personas sin empleo anterior, con 7.994 parados menos, seguido del sector servicios (51.752 desempleados menos), la industria (5.808 menos) y la construcción (4.066 menos). 

El desempleo bajó en todas las Comunidades Autónomas, pero las que registraron los mayores descensos fueron Cataluña (con una caída de 13.819 parados), Castilla y León (7.169 menos) y Madrid (descenso de 6.523). 

El desempleo masculino bajó en junio en 32.756 personas respecto a mayo y se sitúa en 1.218.056 personas, superado por el desempleo femenino, que disminuyó en 31.049 personas y se sitúa en 1.797.630 personas. Por su parte, el número de jóvenes parados menores de 25 años se redujo en junio en 15.970 personas respecto al mes anterior, mientras el desempleo de los mayores de 25 bajó en 47.835 personas.

En junio se registraron 2.009.011 contratos, de los que 174.159 fueron de carácter indefinido, otros 1.823.177 fueron temporales y 11.675 de carácter formativo. Entre los contratos indefinidos, el 59,4% (103.531) fueron a tiempo completo, mientras que otro 40,6% restante (70.628) a tiempo parcial.

Normas