Burocracia, morosidad y financiación, los principales problemas de las pymes

Seis de cada diez pymes no duran más de cinco años. Ocupamos el puesto 85 en supervivencia de empresas en los países de la OCDE.

supervivencia pymes

Seis de cada diez empresas cierran antes de los cinco años. Así lo demuestran los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y ha publicado en un estudio SeflBank. Estos datos ponen de manifiesto que España es uno de los países con menor tasa de supervivencia en Europa.

Además, el 94% de las empresas españolas son microempresas, es decir, que cuentan con menos de nueve empleados en plantilla. Por tanto, el tamaño puede ser uno de los factores determinantes en la duración de una empresa. Pero no es el único. La escasa supervivencia de las empresas puede estar provocada por los diferentes problemas a los que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas de nuestro país.

Largos trámites y periodos de pago ilegales

Montar una empresa en España lleva una media de 13 días, según datos del Informe Doing Business del Banco Mundial. Este dato se sitúa muy encima de países vecinos como Francia, con 3,5 días y Portugal, con 4,5 días. La media de los países de la OCDE está en 8,3, por lo que también lo superamos con creces, ocupando la posición 85. Todos los trámites necesarios para crear una empresa influyen negativamente en los emprendedores, que se quejan de una burocracia exagerada.

La morosidad es otro aspecto fundamental por el que muchas pymes se ven obligadas a cerrar. El periodo legal máximo de pago está estipulado en 60 días. Sin embargo, la media en 2017 se situaba en 77 días. Incluso, siguen dándose muchos casos de impagos que complican el funcionamiento de las empresas, ante la imposibilidad de hacer frente a sus pagos de nóminas, proveedores, etc. lo que obliga a su cierre.

Por tanto, el acceso a la financiación es también un problema. Si una pequeña o mediana empresa solicita financiación para realizar inversiones o abrirse a otros mercados, tendrá serias dificultades si tiene morosidad. El 56% de las pymes que necesitan financiación externa tiene dificultades para obtenerla, según demuestra el IV Informe de Financiación de la pyme en España. La razón principal para ello es la imposibilidad de presentar garantías que demuestren que pueden hacer frente a las cuotas del crédito. Con imagos y retrasos esto se complica.

Normas