Asia es el destino más caro para los expatriados

Ocho de las diez ciudades más caras del mundo para estos profesionales son asiáticas, mientras que Madrid y Barcelona cada vez son más asequibles

La ciudad de Hong Kong, la más cara para los expatriados.
La ciudad de Hong Kong, la más cara para los expatriados.

Los programas de movilidad se han convertido en un componente central de la estrategia global de talento de las multinacionales. Porque para prosperar deben aceptar el cambio, adaptarse a las nuevas tecnologías y desarrollar habilidades emergentes para atraer, motivar y mejorar el talento. Según el informe Global Talent Trends 2019 de Mercer, el 65% de las empresas en todas las industrias y países están usando programas de movilidad para mejorar sus estrategias de fuerza laboral. Como resultado, evalúan el coste de los paquetes de expatriados para sus asignaciones internacionales. De hecho, el 25º Informe anual de Coste de Vida de Mercer concluye que una serie de factores, entre ellas las fluctuaciones monetarias, el coste de la inflación de bienes y servicios y la volatilidad en los precios del alojamiento, contribuyen al coste general de los paquetes de expatriados para los empleados en asignaciones internacionales.

 "En una economía centrada e impulsada en las habilidades digitales y en una fuerza laboral conectada globalmente, el despliegue de empleados expatriados es un aspecto cada vez más importante de una estrategia comercial competitiva para las compañías globales", afirma Ilya Bonic, presidente de Career en Mercer. “Existen numerosas ventajas personales y organizativas para enviar empleados al extranjero, incluyendo el desarrollo profesional, la experiencia global, las nuevas habilidades y la re-asignación de recursos. Al ofrecer paquetes de compensación justos y competitivos, las organizaciones pueden facilitar los movimientos que impulsan los resultados de negocio".

El citado estudio señala que ocho de las diez ciudades más caras del mundo para expatriados son ciudades asiáticas, debido a los altos costes de los bienes de consumo de los expatriados y al dinámico mercado de la vivienda. La ciudad más cara del mundo es Hong Kong, por segundo año consecutivo, seguida por Tokio, Singapur y Seúl. Otras ciudades que figuran entre las 10 primeras posiciones son Zúrich, Shanghái, Ashgabat, Beijing, Nueva York y Shenzhen. Por el contrario, las ciudades menos caras del mundo para expatriados son Túnez, Tashkent  y Karachi.

 La ciudad de Nueva York se utiliza como ciudad base para todas las comparaciones, y los movimientos de divisas se miden en comparación con el dólar estadounidense. La encuesta incluye a más de 500 ciudades de todo el mundo; la clasificación de este año recoge 209 ciudades de los cinco continentes y mide el coste comparativo de más de 200 artículos en cada ubicación, incluyendo la vivienda, el transporte, la comida, la ropa, los artículos para el hogar y el entretenimiento.

 "El coste de la vida es un componente importante del atractivo de una ciudad para las empresas", afirma Juanvi Martínez, del área de Career de Mercer España, quien asegura que los tomadores de decisiones reconocen cada vez más que la globalización está desafiando a las ciudades a informar, innovar y competir para fomentar el nivel de satisfacción que atrae tanto a las personas como a la inversión.

Las ciudades de Estados Unidos subieron en el ranking debido a la fortaleza del dólar estadounidense frente a otras monedas importantes, así como a la caída significativa de ciudades en otras regiones. Nueva York saltó cuatro escalones para posicionarse en la 9ª posición, la ciudad mejor clasificada de la región. San Francisco, en el puesto 17 y Los Ángeles, en el 18, subieron 12 y 17 puestos, respectivamente, mientras que Chicago, en el 37, saltó 14 posiciones. Entre otras ciudades de  Estados Unidos, Washington, en el 42, sube 14 peldaños, Miami, en el 44, sube 16 puestos y Boston, en el 49, escala 21 posiciones. Las ciudades estadounidenses menos caras para los expatriados son Portland, Winston Salem y Carolina del Norte.

En América del Sur, Montevideo (Uruguay), en el puesto 70, se clasificó como la ciudad más cara seguida por San Juan (Puerto Rico), en el 72, que saltó 23 posiciones. Otras ciudades que escalaron escalones: Ciudad de Panamá, en el 93, San José (Costa Rica), en el puesto 131, y La Habana (Cuba), en el 133, con 21, 10 y 22 posiciones de ascenso respectivamente.

Por el contrario, las ciudades que cayeron en la clasificación, a pesar de los aumentos de precio en bienes y servicios y costes de alojamiento, se encuentran en Brasil y Argentina. En concreto, São Paolo (Brasil), en el 86, descendió 28 posiciones. por su parte, la brasileña Río de Janeiro, en el 121, bajó 22 puestos, mientras que Buenos Aires (Argentina) cayó 57 posiciones al 133. Managua (Nicaragua), en el puesto 200, es la ciudad más barata de Sudamérica.

Aunque la mayoría de las ciudades canadienses se mantuvieron estables en el ranking, la ciudad mejor clasificada del país, Vancouver, en el 112, cayó tres lugares. Por otra parte, Toronto, en el puesto 115, descendió seis posiciones, mientras que Montreal, en el puesto 139, subió ocho. Por su parte, Calgary, en el 153, y Ottawa, en el 161, se mantuvieron estables. 

Europa, Oriente Medio y África

Solo una ciudad europea se encuentra entre las diez más caras del mundo, Zúrich (Suiza), que ocupa la 5ª posición, seguida por otras dos suizas, Berna, en el puesto 12, y Ginebra, en el 13, que baja dos posiciones. Las ciudades del este y centro de Europa, incluyendo Moscú, en el 27, San Petersburgo, en el 75, ambas en Rusia, Praga (República Checa), en el 97, y Varsovia (Polonia), en el 173, cayeron 10, 26, 14 y 19 posiciones respectivamente.

Las ciudades de Europa occidental: Milán (Italia), en el 45, París (Francia), en el 47, Oslo (Noruega), en el 61, y Madrid, en el 82, también cayeron en el ranking, con 12, 13, 14 y 18 posiciones. La ciudades alemanas cayeron considerablemente: Stuttgart al 126, al igual que Berlín, que desciende al 81, y Dusseldorf, al 92. Las ciudades del Reino Unido sufrieron caídas leves, incluyendo Birmingham, en el 135, Belfast, en el 158, y Londres, en el 23, que bajaron siete, seis y cuatro posiciones.

"A pesar de los aumentos moderados de los precios en la mayoría de las ciudades europeas, las monedas europeas se han debilitado frente al dólar estadounidense, lo que hizo que la mayoría de las ciudades bajaran en el ranking", explica Martínez. "Además, otros factores como los recientes problemas de seguridad y la preocupación las perspectivas económicas, han impactado a la región". 

Por otro lado, Tel Aviv, en el puesto 15, sigue siendo la ciudad más cara de Oriente Medio para los expatriados, seguida por Dubai, en el 21, Abu Dhabi, en el 33, y Riad, en el 35. El Cairo, en el 166, sigue siendo la ciudad más barata de la región. "Muchas monedas en el Medio Oriente están vinculadas al dólar estadounidense, lo que hizo que las ciudades escalaran posiciones en el ranking, además del gran aumento en el precio de alojamiento para expatriados", asegura Martínez.

Respecto a África, N’Djamena (Chad), en el 11, sigue siendo la ciudad con la clasificación más alta de la región, a pesar de haber salido de las 10 ciudades más caras para expatriados del mundo. Le sigue Victoria (Sudáfrica), en el 14, que sube siete posiciones y Kinshasa (República Democrática del Congo, en el 22, que sube 15. Por el contrario, Libreville (Gabón), en el puesto 24 cae siete puestos. Al bajar una posición, Túnez, en el 209, se clasifica como la ciudad más barata de la región y del mundo.

Ocho de las diez principales ciudades en el ranking de este año se encuentran en Asia debido, en parte, a un fuerte mercado inmobiliario. Hong Kong, en primer lugar, sigue siendo la ciudad más cara para los expatriados, tanto en Asia como a nivel mundial, debido a que el mercado de la vivienda y la moneda están vinculados al dólar estadounidense, lo que eleva el coste de la vida a nivel local. A este centro financiero mundial le siguen Tokio (Japón), Singapur, Seúl (Corea del Sur), Shanghai y Ashgabat (Turkmenistán).

Mumbai, en el 67, es la ciudad más cara de la India, seguida de Nueva Delhi (118) y Chennai (154). Bengaluru (179) y Kolkata (189) son las ciudades indias clasificadas menos costosas. Respecto otras localidades de Asia, Bangkok (40) saltó 12 lugares respecto el año pasado. Hanoi (112) y Jakarta (105) también subieron veinticinco y doce posiciones, respectivamente, en el ranking. Bishkek (206) y Tashkent (208) siguen siendo las ciudades menos caras de la región para los expatriados.

Las ciudades australianas han seguido cayendo en el ranking debido a la depreciación de la moneda local frente al dólar estadounidense. Sydney (50), la ciudad más cara de Australia para los expatriados, cayó veintiuna posiciones. Melbourne (79) y Perth (87) cayeron 21 y 26 puestos, respectivamente.

Normas