Trump advierte a Irán de que el ataque militar sigue sobre la mesa

EE UU impondrá nuevas sanciones a Irán para evitar que consiga hacerse con armas nucleares

irán conflicto ee uu
El presidente de EE UU, Donald Trump REUTERS

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este sábado que impondrá nuevas sanciones a Irán para evitar que consiga hacerse con armas nucleares y no ha descartado una acción militar contra la República Islámica. "Vamos a imponer más sanciones a Irán. En algunos casos vamos lentos, pero en otros nos estamos moviendo rápidamente", ha afirmado en declaraciones a la prensa desde Washington.

"Ahora mismo Irán es un desastre económico. Están pasando un infierno. Las sanciones les han afectado mucho. Vamos a imponer más sanciones, muchas más. Todo lo que quiero es que no tengan armas nucleares (...). Podríamos conseguir un acuerdo con ellos muy rápidamente si quisieran. Depende de ellos", ha apuntado.

Trump ha comparecido este sábado en rueda de prensa en la Casa Blanca antes de partir en helicóptero hacia Camp David para estudiar las distintas opciones con respecto a Teherán y ha subrayado que la militar "sigue estando sobre la mesa". "No van a tener un arma nuclear. No vamos a dejar que Irán tenga un arma nuclear", ha insistido.

En esa línea, Trump ha manifestado su esperanza de que los gobernantes iraníes sean "inteligentes" y "sigan preocupándose por su pueblo". Además, ha defendido la posibilidad de "empezar de nuevo" con Irán y "hacer a Irán grande otra vez" parafraseando su lema de campaña, "hacer América grande otra vez".

Trump ha confirmado además las informaciones sobre la decisión de Irán de no disparar sobre un avión de vigilancia que acompañaba al dron derribado. "Ayer había un avión con 38 personas. ¿Lo vieron? Creo que fue una gran noticia. Lo tenían a la vista y no lo derribaron. Creo que ha sido muy sabio no hacerlo y valoramos que no lo hicieran. Creo que fue una decisión muy sabia", ha argumentado.

El viernes la agencia de noticias The Associated Press informó de que un general de la Guardia Revolucionaria iraní había dicho que detectaron un avión espía estadounidense junto al dron, pero Teherán optó por no atacar.

La tensión entre Irán y Estados Unidos ha alcanzado un nuevo máximo después de que el pasado jueves fuera derribado un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz. Tras el derribo, Irán convocó al embajador suizo --representante de los intereses de Estados Unidos en Irán-- y presentó una protesta formal por la incursión. En respuesta, Trump ha asegurado que paró un ataque de represalia diez minutos antes de que se produjera alegando falta de proporcionalidad, ya que le informaron de que habría 150 muertos.

Normas