¿Por qué los iPhone ya no están entre los móviles más rápidos del mercado?

¿Por qué los iPhone ya no están entre los móviles más rápidos del mercado?

Estos son los terminales más rápidos del mercado.

Seguro que alguna vez, según te has comprado un nuevo móvil de gama alta, lo primero que has hecho tras sacarlo de la caja es instalarle un benchmark para ver qué resultados de rendimiento daba. Por un lado lo hacías por convencerte de lo buena que ha sido la compra y, por otro, para verificar que tu terminal no está defectuoso y rinde como se espera, haciendo honor a cada euro que te has gastado en él.

Desde siempre, Apple no ha querido entrar en guerras sobre cuál es el rendimiento de sus iPhone respecto de los demás modelos (Android) del mercado, pero lo cierto es que los usuarios nos hemos dejado de tanta cordialidad y nos hemos tirado los trastos a la cabeza a la que hemos podido. ¿El objetivo? Tirar por tierra ese mito de que los iPhone son los teléfono más rápidos a pesar de su hardware recortado en procesador, cantidad de memoria RAM, etc.

Los modelos de 2019 sorprenden

Ahora se han publicado los resultados que ofrece el benchmark de Antutu sobre cuáles son los 10 dispositivos más rápidos de los primeros cinco meses de 2019. Y hay que decir que todos son Android, con resultados que fluctúan entre los 373.953 puntos del OnePlus 7 Pro hasta los escasos 300.789 del Huawei P30 Pro.

¿Por qué los iPhone ya no están entre los móviles más rápidos del mercado?

Para llegar a estos resultados, cada dato de cada móvil se ha extraído de calcular la media de 1.000 resultados por modelo. Es decir, que los 333.309 puntos del Samsung Galaxy S10+ salen de la media de benchmarks obtenidos de mil teléfonos distintos. Además, nos avisan de que estos cálculos se han llevado a cabo con terminales actualizados a la última versión del software entre el pasado 1 y 31 de mayo.

Si miramos la lista, apenas sorprenden los nombres que aparecen donde podemos ver cómo tres de los gigantes más importantes de la industria, Samsung, Xiaomi y Huawei, son responsables del 80% de los modelos incluidos.

El rendimiento es siempre una razón de peso para comprar un móvil y, por fortuna para los usuarios, en los últimos años los fabricantes se han dado cuenta de la importancia que tiene un buen hardware (procesador Snapdragon 855 en los tres primeros clasificados), además de un software optimizado que no lastre el rendimiento del terminal. De ahí que a Apple le haya salido en los últimos años un buen puñado de competidores que buscan acabar con aquel mito de que el móvil más rápido y el de mejor rendimiento siempre es un iPhone.

Normas