Freixenet se lanza por el mercado mundial de los espumosos: prevé alcanzar una cuota del 10% en 2025

El grupo espera facturar 1.500 millones entre 2020 y 2025, un 82% más

Pedro Ferrer, consejero delegado de Freixenet, (izquierda) en una imagen de archivo.
Pedro Ferrer, consejero delegado de Freixenet, (izquierda) en una imagen de archivo.

El grupo de vinos espumosos Henkell Freixenet se ha lanzado a por el liderazgo del mercado mundial de vinos espumosos. Según explicaron este miércoles Pedro Ferrer (consejero delegado de Freixenet) y Andreas Brokemper (consejero delegado de Freixenet y Henkel Freixenet) el objetivo del grupo es alcanzar una cuota de mercado del 10% en el año 2025, para lo cual prevén aumentar un 82% la facturación hasta los 1.500 millones de euros y no descartan realizar nuevas adquisiciones.

“Al principio de las conversaciones para combinar los negocios de ambas compañías poseíamos el 7% de la cuota de mercado global. Entonces dijimos que tendríamos que ser capaces de alcanzar el 10%. Y ese es el objetivo ahora, aunque es movible. Puede ser en 2025 o antes”, ha avanzado Brokemper, en un encuentro con la prensa celebrado en Madrid

Actualmente, la firma de vinos espumosos ya lidera el mercado mundial en este segmento. Después de que Henkell adquiriera el 50,7% de la participación en Freixenet (en estos momentos el control se reparte al 50% ya que la compañía catalana aumentó capital y diluyó esa posición dominante de Henkell) según el informe elaborado por IWSR, el más prestigioso de la industria de bebidas, Henkell Freixenet mantiene una cuota de mercado del 8,7%.

De esta forma, ambos directivos aseguraron que están abiertos a realizar nuevas adquisiciones en espumosos para reforzar su liderazgo. “Puntualmente puede haber algunos movimientos más [de desinversiones, en referencia a la reciente venta de Henri Abelé], pero nos gustaría también en inversión y estamos atentos a las oportunidades, siempre con la prioridad en espumosos”, ha señalado Pedro Ferrer.

Según adelantó Brokemper, la compañía tiene potencial para crecer en la mayoría de países del mundo, sobretodo en Estados Unidos a través del público millennial. "En Estados Unidos los millenials comienzan a tomar vino espumoso porque está de moda. Y cuando lo hacen ellos se exporta al resto de países", ha explicado.

El consejero delegado alemán también  ha incidido en que se trata de dos compañías con estrategias "muy diferentes pero complementarias". Mientras que la germana se ha especializado en crecer a través de la compra de marcas locales muy potentes en su país de origen, la española ha apostado por la internacionalización de su propia enseña.

En el último ejercicio, Freixenet facturó 248 millones de euros (un 4,6% más), mientras que Henkell ingresó 575 millones (un 9,3% más). En conjunto, el grupo, cuya matriz es Dr. Oetker, alcanzó los 823 millones.

Normas