Alimentación

Freixenet tendrá una gestión compartida tras el reparto del capital al 50%

Estará controlada a partir de ahora a partes iguales por los herederos Ferrer Sala y Bonet y la empresa germana Henkell

Freixenet tendrá una gestión compartida tras el reparto del capital al 50%

El presidente de honor de Freixenet, José Ferrer Sala, y su presidente, José Luis Bonet, controlarán finalmente el 50 % del primer productor de cava de España, de manera que el grupo alemán Henkell se hará con el 50 % restante de la compañía, que tendrá una gestión compartida.

Según han informado en un comunicado, Henkell, filial de vinos espumosos, vino y licores de Oetker Group, ha cerrado hoy la operación de compra del 50,67 % de las acciones de Freixenet que estaban en manos de la familia Hevia y de los hermanos Pedro, Pilar y Eudald Bonet, una vez recibida la autorización de la Comisión Europea.

Sin embargo, tras materializarse esta operación el patriarca de Freixenet, José Ferrer Sala, ha realizado una ampliación de capital que ha posibilitado que tanto él como José Luis Bonet conserven el 50 % del accionariado de la empresa, según han informado Freixenet y Henkell en un comunicado conjunto.

Freixenet, controlada a partir de ahora a partes iguales por los herederos Ferrer Sala y Bonet y la empresa germana, tendrá una gestión compartida que reflejará la paridad de la propiedad.

Así, la empresa contará con un nuevo consejo de administración con una doble presidencia que ocuparán José Luis Bonet y Albert Christmann, socio general del grupo Oetker, matriz de Henkell.

Freixenet tendrá asimismo dos consejeros delegados, Pedro Ferrer y Andreas Brokemper, primer ejecutivo de Henkell, y el presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller, se incorpora como consejero del productor de cava para aportar su larga experiencia en el sector de bebidas.

Carceller forma parte del consejo de administración de Dr Oeteker y entra en el de Freixenet "después de muchos años de amistad entre las familias Oetker y Carceller en Damm". "Estoy muy contento de formar parte de este nuevo proyecto conjunto con la emblemática Freixenet", ha señalado.

En un comunicado, Enrique Hevia, portavoz de los socios vendedores, ha afirmado que la venta de las acciones ha supuesto "un momento muy emotivo" para la familia, pero se ha mostrado convencido de que Henkell es "el socio perfecto" para Freixenet y ha deseado a la compañía "todo lo mejor para el futuro".

El presidente de honor de Freixenet, José Ferrer Sala, ha asegurado que la cooperación con Henkell no sólo dará continuidad a Freixenet, sino que "reforzará su liderazgo internacional en el mundo del cava".

En este sentido, Albert Christmann, socio general de Dr Oetker, ha resaltado que esta asociación estratégica "ayudará a desarrollar nuevas oportunidades de negocio" y fortalecerá su posición en el mercado mundial del vino espumoso.

Por su parte, José Luis Bonet, copresidente de Freixenet, ha concluido: "La cooperación con un socio como Henkell, que cuenta con una gran experiencia en el sector a nivel mundial, ayudará a Freixenet a mantener su identidad y acelerar su expansión internacional".

La unión entre Freixenet y Henkell da lugar al líder mundial del sector de los vinos espumosos.

Freixenet es la marca número uno en el mercado internacional de vinos espumosos de calidad y vende sus productos en más de cien países.

Henkell forma parte del grupo Oetker y está presente en 22 países a través de sus filiales, que exportan a más de un centenar de mercados en todo el mundo

Normas