Así es el Decreto que marca cómo un autónomo puede contratar a sus hijos

Existen ciertas normas que limitan el derecho a paro del hijo que ha sido contratado por su padre autónomo.

autónomos hijos padres

Los profesionales autónomos tienen la posibilidad de contar con la ayuda puntual de un familiar, como puede ser un hijo, para el desarrollo de su actividad o la sustitución de unas vacaciones, por poner algunos ejemplos. Sin embargo, no es una contratación al uso.

Dependiendo de la edad del descendiente, la contratación se realiza en unas condiciones especiales. Unas circunstancias que, como veremos a continuación, difieren con respecto a si se tratara de un empleado sin relación con el autónomo.

La edad, un limitante en las coberturas

Según informa la agencia de noticias EFE, existe un Real Decreto Ley que marca con claridad en qué circunstancias se producirá la contratación de un hijo por parte del autónomo: Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de noviembre, que fue modificado por última vez el pasado 12 de marzo.

En él se especifica que el autónomo puede emplear a un descendiente tenga la edad que tenga. Incluso aunque ambos vivan en el mismo techo. Sin embargo, sí existe una limitacion a tener en cuenta en relación con la edad. Si el hijo tiene 30 años o menos no tendrá acceso a la cobertura por desempleo.

Excepciones para que el hijo sí pueda tener desempleo

No obstante, se contemplan excepciones, como el caso de hijos mayores de 30 años con algún tipo de discapacidad intelectual o enfermedad mental superior al 33%, así como aquellas discapacidades físicas o sensoriales por encima del 65%.

Además, según explica la Agencia EFE, también se reconocen para estos supuestos las discapacidades físicas o sensoriales de al menos un 65% reconocido. Y para los hijos o hijas debutantes en el Régimen General de la Seguridad Social, se podrá incluir el rango de entre el 33% y el 65% en estos dos tipos de capacidades.

Normas