El Ibex cae un 0,5% en una semana marcada por las tensiones en los precios del crudo

El bono baja del 0,5% por primera vez en la historia

directo ibex Ampliar foto

Las tensiones geopolíticas proliferan. Con los mercados pendientes de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, el jueves los inversores dirigieron la mirada al Golfo Pérsico tras el ataque sufrido por dos buques petroleros en el Golfo de Omán, una incidente que además de provocar convulsiones en el precio del crudo añade presión al mercado. El Ibex 35 amaneció el viernes con nuevos datos que confirman la desaceleración de China, unas cifras que favorecieron las ventas. El selectivo cerró con una caída del 0,57%, descenso que en las últimas cinco jornadas alcanzan el 0,45%. A pesar de la apatía e incertidumbre que reina desde el pasado mes de mayo, el selectivo español conserva revalorización del 7,66% en lo que va de año, situándose a un paso de los 9.200, nivel que perdió en la última sesión.

IBEX 35 9.052,00 -0,94%
Petroleo Brent 68,900 14,414%
EUR x USD 1,1003 -0,632%

La guerra comercial entre las dos grandes potencias mundiales parece que está lejos de desaparecer. De hecho, cada vez son más los analistas que afirman que es hora de que los inversores aprendan a convivir con el conflicto, pues la esperada solución con la que fantaseaba el mercado a comienzos de año ha caído en saco roto. Mientras las autoridades estadounidenses y chinas se enzarzan en cruces de declaraciones, las cifras macroeconómicas empiezan a mostrar las consecuencias más inmediatas de este conflicto. El gigante asiático empieza a mostrar síntomas de agotamiento. Si bien el dato de crecimiento del primer trimestre fue muy positivo, la producción industrial empieza a resentirse. El pasado mes de mayo aumentó un 5%, su cifra más baja en 17 años y por debajo de 5,4% de abril o del 5,5% que esperaba el consenso de los analistas. La producción industrial en EE UU tampoco vive su mejor temporada. Aunque logró crecer un 0,2% en mayo, frente a la caída del 0,4% registrada un mes antes, esta cifra se encuentra dos décimas por debajo del incremento esperado por el mercado.

Pero más allá de la macroeconomía y la guerra comercial, los inversores siguen de cerca la evolución de los precios del crudo. A 20 días de la reunión de la OPEP, el ataque sufrido por dos buques en la costa de Irán agita el mercado. El jueves el Brent sumó un 2,23%, unos ascensos que a lo largo de la jornada llegaron a alcanzar el 4%. Un día después y a pesar de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) recortó su previsión de demanda de crudo para 2019, el Brent avanza un 1,3%, hasta los 62 dólares. No obstante, en la semana la pérdida de cuota del cártel petrolífero y el aumento de las reservas de crudo en EE UU pesan más. En la semana el petróleo retrocede un 1,86%. Aunque está por confirmar la autoría de los ataques a los buques, todas las miradas apuntan a Irán, en una maniobra que el mercado interpreta como una respuesta de Irán a las sanciones a la exportación de crudo por parte de EE UU.

Ganadores y perdedores

De regreso a la Bolsa española, el viernes solo cuatro valores registraron ascensos y otros dos concluyeron la jornada en tablas. Acciona (0,68%) e Iberdrola (0,65%) encabezaron las subidas. De nuevo las utilities fueron las cotizadas con mejor desempeño en una jornada en la que la búsqueda de refugio llevó a los inversores a decantarse por la compra de bonos, algo que llevó a la rentabilidad de la deuda española a diez años a caer del 0,5%, por primera vez en su historia. Los mínimos registrados en la renta fija sirven de revulsivo a estas cotizadas que ven cómo los costes de financiación permanecen estables y su rentabilidad por dividendo no encuentra competencia. Junto a las energéticas, Ferrovial avanzó un 0,41% tras la venta de la autopista del Sol (Málaga) y Colonial sumó un 0,2%.

Un día después de conocerse que Técnicas Reunidas dejará de formar parte del Ibex 35 a finales de junio, la compañía permanece ajena a las oscilaciones del precio del crudo y concluye la jornada sin cambios. Por su parte, MásMóvil, la encargada de sustituir a la empresa de ingeniería en el selectivo corrigió un 1,92% tras avanzar entre el jueves y el miércoles un 2,2%.

En el lado opuesto se situaron Ence (-4,3%), Indra (-3,75%), que negocia con Rolls-Royce la compra de una participación de control en ITP Aero, Amadeus (-2,27%) y ArcelorMittal (-2,16%).
En Europa también se impusieron las ventas. Los principales índices concluyeron la sesión en rojo. El Dax cayó un 0,6%, lastrado por el sector automovilístico que bajó un 0,9%. El Cac francés, por su parte, cedió un 0,15%; el Mib italiano, un 0,09% y el FTSE británico, un 0,31%.

Solo tres sectores se libraron de las caídas. Las utilities sumaron un 0,52%; el de viajes, un 0,17% y el petrolero, un 0,15%. El que peor comportamiento registró a lo largo de la sesión fue el tecnológico que cedió un 1,78%, afectado por las caídas de las empresas de semiconductores tras el profit warning presentado por Broadcom.

El oro marca máximos de un año

La búsqueda de refugio por parte de los inversores no solo tiene como objeto el mercado de deuda. También los metales se ven favorecidos por esta corriente. El oro es el que mejor evidencia esta tendencia. La onza marcó ayer los 1.349,75 dólares, su nivel más alto en los últimos 12 meses. “La aversión al riesgo se dispara como la pólvora en los mercados financieros mundiales a medida que se recrudecen las tensiones comerciales. Esta situación está dejándose notar ya seriamente en las principales economías del planeta, que amenazan con una rápida desaceleración que provoque un abrupto cambio en el ciclo económico, un hecho que acelera aún más el miedo de los inversores y su huida hacia los activos considerados refugio”, explica Aitor Méndez, analista de IG.

Normas