EE UU acusa a Irán de estar detrás de los ataques contra dos petroleros en el golfo de Omán

Teherán rechaza las acusaciones; el petróleo modera sus avances

ataque petroleros oman
Un barco de rescate iraní intenta controlar el fuego a bordo del Fornt Altair, en el Golfo de Omán. AFP

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, acusó a Irán de estar detrás de los presuntos ataques perpetrados este jueves contra dos petroleros en aguas del golfo de Omán. "La valoración del Gobierno de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el golfo de Omán", acusó Pompeo en una breve comparecencia ante los medios de comunicación.

El responsable de la diplomacia de Estados Unidos hizo estas acusaciones horas después de que dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieran este jueves impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa iraní. El ataque provocó ayer una fuerte subida en el precio del petróleo, que llegó a ser del 4,5%. Por el estrecho de Ormuz circula casi una quinta parte del petróleo que se extrae en todo el mundo, unos 17 millones de barriles al día.

Pompeo justificó sus palabras en los "informes de inteligencia, las armas empleadas, el nivel de conocimiento necesario para ejecutar la operación, los ataques similares contra buques perpetrados por Irán recientemente y el hecho de que ningún grupo rebelde de la zona tiene los recursos para actuar con tal nivel de sofisticación".

Imagen remitida por el Ejército de EE UU en la que éste señala los daños por una explosión y una posible mina sin explotar.
Imagen remitida por el Ejército de EE UU en la que éste señala los daños por una explosión y una posible mina sin explotar. AP

Horas después, el Ejército de Estados Unidos ha publicado un vídeo en el que asegura se aprecia a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés) retirando una mina sin explotar del lado del petrolero de propiedad japonesa.

El portavoz del Mando Central de la Armada estadounidense, Bill Urban, ha confirmado que se ha visto a un buque de la IRGC aproximándose al petrolero de propiedad japonesa alrededor de las 16.10 (hora local). "Se observó y grabó la retirada de la mina sin explotar de Kokuka Courageous", ha subrayado Urban en un comunicado, según ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Yutaka Katada, presidente de la firma Kokuka, armador de uno de los buques atacados, explicó que el Kokuka Courageous recibió dos impactos en el lado de babor, sobre la línea de flotación, pero Katada negó que pueda haber sido por minas. Agregó que algunos tripulantes dijeron que el casco fue dañado por "algo que vino volando", lo que descarta un torpedo. 

Irán rechaza la acusación

Teherán, no obstante, ha rechazado las acusaciones. "Irán rechaza categóricamente las acusaciones infundadas de Estados Unidos sobre los incidentes con petroleros el 13 de junio y los condena en los términos más firmes posible", ha dicho la misión de Irán ante Naciones Unidas, según la cadena de televisión local Press TV.

El ministro de asuntos exteriores Mohamad Yavad Zarif ha publicado dos mensajes en su cuenta en la red social Twitter para rechazar las acusaciones contra Teherán y ha acusado a Estados Unidos de "saltar inmediatamente para acusar a Irán sin pruebas".

"Esto sólo deja muy claro que el 'equipo B' está impulsando un 'plan B': sabotear la democracia, incluida (la reunión con el primer ministro de Japón), Shinzo Abe (quien se encuentra de visita en Irán) y encubrir el terrorismo económico contra Irán", ha dicho. El ministro utiliza el término 'Equipo B' para hacer referencia al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton; el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salmán; el príncipe heredero emiratí, Mohammed bin Zayed; y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt, ha afirmado este jueves que Londres trabaja sobre el supuesto de que Irán está detrás del ataque contra petroleros en el golfo de Omán, tal y como ha sostenido el Ejecutivo estadounidense.

Normas