Santander nombra a Alberto Quemada como consejero delegado de su gestora de suelo

El directivo era hasta ahora consejero de Habitat y fue ex-CEO de Quabit

LandMark tiene como objetivo poner en valor parcelas del banco

Alberto Quemada, nuevo consejero delegado de LandMark, sociedad de Santander.
Alberto Quemada, nuevo consejero delegado de LandMark, sociedad de Santander.

La nueva gestora de suelo de Santander ya tiene primer ejecutivo con el que comenzar la actividad de preparar terrenos del banco para lanzarlos comercialmente. La entidad ha fichado a Alberto Quemada como consejero delegado de LandMark Iberia, un directivo experimentado en la gestión de suelo y la promoción inmobiliaria, según confirman fuentes del banco.

Quemada procede de Habitat Inmobiliaria, donde los últimos tres años ha sido miembro del consejo de administración de la promotora, histórica compañía catalana de la familia Figueras relanzada por el fondo Bain Capital.

Tal como adelantó CincoDías, Santander creó este año LandMark como una fórmula novedosa en España, el de un gestora de los suelos que el banco posee por adjudicaciones procedentes del crédito promotor. La entidad traspasa a LandMark la totalidad de las parcelas, con un valor bruto contable que ronda los 4.000 millones de euros (unos 2.000 millones de valor neto). El nuevo vehículo tendrá la función de avanzar en los trámites urbanísticos para ganar valor en estos terrenos, con el objetivo final de vender posteriormente la compañía al completo o las parcelas.

Exposición al ladrillo

Santander redujo en 2018 un 55,9% el valor de la exposición al ladrillo en términos brutos, situándose en 15.145 millones de euros, según se recoge en las cuentas anuales de la entidad. De esa cifra, 10.333 millones corresponden a activos adjudicados, entre los que se encuentra el suelo, lo que supuso una reducción del 62,9%. En caso del riesgo por crédito promotor bajó un 25,6%, situándose en los 4.812 millones.

Anteriormente a Habitat, Quemada fue consejero delegado de Quabit, entre 2009 y 2012, en una época complicada de la promotora cotizada, coincidiendo con la crisis del ladrillo. Allí dirigió el proceso de reestructuración de 1.500 millones de deuda en dos ocasiones, en 2009 y 2012, con 36 entidades en la primera vez y con otras 26 en la segunda ocasión.

Licenciado en Económicas por la Universidad de Alcalá de Henares y MBA por IESE, el directivo comenzó su carrera en Andersen Consulting, donde permaneció cuatro años hasta 1994. Durante una década desarrolló su carrera en Ferrovial, en la que llegó a ser subdirector general de Ferrovial Inmobiliaria. Después, fue socio fundador y presidente de Realitas Grupo Inmobiliario.

Coincidiendo con su etapa en Ferrovial, Quemada participó en los desarrollos de suelo de Sanchinarro y Valdebebas en la ciudad de Madrid, así como en el conocido como Proyecto Omega del municipio madrileño de Alcobendas.

En LandMark se encargará de ir avanzando en la tramitación legal de las parcelas, para ir sumando suelo finalista (con permisos urbanísticos), algo que obviamente encarecerá su importe a la hora de venderlos.

Normas