Comercio

El gasoducto Nord Stream 2, en el punto de mira de las amenazas de Trump

Junto a Gazprom, en el proyecto participan la francesa Engie, la austriaca OMV, la petrolera Shell, La alemana Uniper y Wintershall

Trabajadores del  gasoducto Nord Stream 2 cerca de la ciudad de Kingisepp, en la región de Leningrado, Rusia
Trabajadores del gasoducto Nord Stream 2 cerca de la ciudad de Kingisepp, en la región de Leningrado, Rusia REUTERS

El presidente de EE UU, Donald Trump, vuelva a usar las amenazas de sanción en su política exterior. Trump ha reforzado sus críticas al gasoducto Nordstream 2, que unirá directamente Rusia y Alemania, y dijo que estña considerando imponer sanciones para bloquear su construcción. El desarrollo del gasoducto Nord Stream 2 se encuentra en ejecución con un trazado desde Rusia hacia Alemania a través del Mar Báltico.

"Estamos evaluándolo (imponer sanciones). La gente tiene derecho a hacer lo que quiere hacer, (pero) es algo en lo que he estado pensando, y soy yo quien planteó el problema del gasoducto", afirmó Trump. El mes pasado, el secretario de Estado de Energía de EE UU, Rick Perry, dijo que Washington está estudiando imponer sanciones a las empresas que participan en el proyecto en un "futuro no muy lejano".

En el proyecto están implicadas una filial de la empresa rusa Gazprom, Royal Dutch Shell y a las firmas de energía alemanas Wintershall y Uniper, la francesa Engie y la austríaca OMV.

Además, Trump advirtió a Alemania sobre la situación de ser dependiente de Rusia para la energía. "Estamos protegiendo a Alemania de Rusia y Rusia está recibiendo miles de millones y miles de millones de dólares de Alemania ", dijo Trump a los periodistas en una comparecencia con el presidente polaco Andrzej Duda en la Casa Blanca.

Nord Stream 2 es un proyecto de gasoducto de 760 millas (1.225 km) para enviar gas desde Rusia bajo el mar Báltico hasta Alemania que duplicaría la capacidad del gasoducto Nord Stream y dividió a la Unión Europea. Algunos países del este de Europa, nórdicos y Mar Bálticos ven el gasoducto como un aumento del control económico de Moscú sobre Europa. Pero desde Alemania, políticos y compañías energéticas apoyan la construcción del Nord Stream 2 porque el país, la mayor economía de Europa, necesita un suministro constante de gas, ya que se encuentra en un cambio de modelo para dejar de producir con carbón y energía nuclear.

Nord Stream 2 está liderado por el productor de gas estatal ruso Gazprom, con el 50% de los fondos proporcionados por la unidad alemana Uniper y Wintershall, filial de BASF, la firma angloholandesa Shell, la austriaca y la francesa Engie.

Normas
Entra en El País para participar