El juez propone juzgar a Imanol Arias y Ana Duato por delito fiscal en su participación en ‘Cuéntame’

Los actores habrían defraudado 2,8 millones y 1,9 millones, respectivamente, entre 2009 y 2017

El actor Imanol Arias.
El actor Imanol Arias.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha propuesto juzgar a 31 personas físicas, entre ellas los actores Imanol Arias y Ana Duato, y seis personas jurídicas, por defraudar a Hacienda a través de sociedades instrumentales creadas por el despacho Nummaria, del que era responsable otro de los procesados, el abogado Fernando Peña.

En un auto, notificado hoy, el juez, que ha abierto además una pieza separada para investigar delitos de blanqueo, acuerda el procesamiento de esas 31 personas físicas y otras seis jurídicas por delitos contra la Hacienda pública, insolvencia punible o frustración de la ejecución, estafa procesal, falsedad documental y organización criminal.

El despacho Nummaria "facilitó estructuras jurídico-económicas diseñadas, implementadas y gestionadas por el despacho con la única finalidad de segurar la opacidad de las operaciones económicas de sus clientes" como Arias o Duato y que, según el juez, "eran conscientes de que esas estructuras iban a ser utilizadas para realizar actividades delictivas".

Según figura en el auto, Imanol Arias habría ocultado sus rentas a Hacienda, principalmente las procedentes de su participación en la serie Cuéntame cómo pasó. En total, el actor habría defraudado al fisco 2,78 millones entre los años 2009 y 2015, aunque ya habría realizado ingresos posteriores -tras el inicio de la inspecciones- por la cuota de los ejercicios 2009 y 2010 y por declaraciones complementarias por un valor total de 2,34 millones de euros. Por tanto, su deuda con el fisco sería en la actualidad de alrededor de 441.000 euros. 

Durante este periodo, el actor habría cedido sus derechos de imagen a una sociedad bajo su control -inicialmente Remakeinvestments y posteriormente Leitmotif Projects, participadas en un 80% por la inglesa Rosedale- que se encargó de firmar los contratos con terceros y facturar los servicios realizados por el actor. Asimismo, la retribución fijada era muy inferior a la recibida por Arias y la diferencia entre lo facturado y lo recibido era usado por este para "sufragar gastos personales y familiares y para hacer inversiones", según aparece en el auto. La hermana del actor, Ana Isabel Arias habría actuado como representante y administradora de la primera y representante de Rosedale, en una trama creada en el despacho Nummaria. 

Ana Duato y su marido, Miguel Ángel Bernadeu, productor de Cuéntame, habrían usado también una sociedad para ocultar a Hacienda parte de sus rentas, principalmente procedentes de la serie. Por este motivo, la actriz habría defraudado 1,9 millones de euros entre 2010 y 2017 aunque tras las actuaciones de Hacienda, habría ingresado cerca de 840.000 euros. Su deuda actual sería, por tanto, de 1,07 millones.

Al igual que Arias, Duato cedió sus derechos de imagen a una sociedad bajo su control, Gaumukh, participada por la inglesa Nevington en un 40% y el grupo Ganga Producciones en un 60%. Estas sociedades habrían firmado los contratos con terceros y facturado por los servicios realizados por la actriz y fijaban unas retribuciones inferiores a las recibidas. Asimismo, desde 2013, Duato habría dejado de facturar su trabajo como actriz en algunos capítulos de la serie y estos importes iban a parar a sociedades patrimoniales, "donde realiza inversiones personales y titulariza su patrimonio", detalla el auto.

Normas