A pesar de la crisis del motor, los fabricantes de componentes prevén crear 1.380 empleos este año

El sector aumentó su facturación un 2,4% en 2018, hasta los 37.170 millones de euros

José Portilla, director general de Sernauto.
José Portilla, director general de Sernauto.

La asociación que representa al sector de fabricantes de componentes para la industria de la automoción, Sernauto, estima que este año el sector creará 1.380 empleos directos en España, lo que supone un aumento del 0,6% respecto a la cifra con la que cerró 2018. El año pasado, el sector había conseguido crear 5.000 nuevos puestos de trabajo, un número apoyado en las buenas cifras del motor en 2018. Actualmente, la industria de componentes para coches emplea a 230.100 personas de manera directa en el país y a 372.800 trabajadores incluyendo indirectos.

El crecimiento se produce, a pesar de que el motor se encuentra en un momento de ajustes de producción por la caída del mercado en Europa, la ralentización en China, las tensiones comerciales derivadas de la guerra arancelaria y del Brexit (Reino Unido es el tercer mercado de exportación de vehículos de España).

El director general de Sernauto, José Portilla, ha explicado este martes, que el aumento en el empleo y también en la facturación (un 0,5% más) que se prevé para 2019 se deben a la apuesta del sector por el I+D y la búsqueda de nuevos destinos de exportación. En ese sentido, Portilla ha asegurado que "Irán es un país con potencial de crecimiento".

El sector de componentes aumentó su facturación el año pasado un 2,6%, hasta los 37.170 millones de euros; mientras que las exportaciones subieron un 7%, alcanzando un nuevo récord de 21.415 millones. Los fabricantes de componentes destinaron el 4,2% de su facturación en 2018 a I+D, un total de 1.545 millones. "Pedimos que se equiparen los beneficios fiscales de I+D de los procesos de fabricación (son de un 12%) con los de producto final (un 25%)", ha dicho Portilla.

Respecto a la posibilidad de que el vehículo eléctrico suponga una reducción de empleo en la industria española, Portilla ha dicho que es imposible saber cómo evolucionarán las tecnologías y el mercado, evitando así dar cifras de recortes. "Hay que ser flexibles, nos iremos adaptando. Puede que los coches eléctricos necesiten menos piezas, pero tendrán más tecnología", ha señalado la presidenta de Sernauto, María Helena Antolin.

Normas