MásMóvil: la teleco que toca el timbre del Ibex

Goldman Sachs sostiene que la compañía es la que tiene una “mayor capacidad

de crecimiento en su sector”. En el primer trimestre de 2019, elevó un 35% interanual

su número de líneas contratadas y cuenta con un 80% de consejos de compra

MásMóvil pulsa en la foto

El próximo 13 de junio, BME celebra una reunión tras la cual la composición del Ibex 35 puede volver a cambiar una vez más. A pesar de que todavía no está claro del todo qué compañía puede abandonar el selectivo de referencia en España, sí que se conoce qué posibles empresas son las candidatas mejor posicionadas para entrar en el caso de que se produzca una vacante. El proveedor español de servicios de telecomunicaciones MásMóvil es una de las cotizadas que están llamando con más fuerza a la puerta del Ibex.

Eduardo García, analista de GVC Gaesco, opina que la entrada de la teleco al principal índice español está a punto de producirse: “Pensamos que MásMóvil podría incorporarse al índice en la próxima reunión del Comité Técnico Asesor de este mes, al haber elevado su free float, capitalización y volumen negociado”, sostiene el experto. En lo que va de año, las acciones de la compañía se han revalorizado un 2,82%. Con un precio objetivo medio de 26,74 euros por cada una de ellas y un potencial de revalorización del 33,7%, el idilio con el consenso de analistas continúa. El 80% de los expertos que siguen a la teleco recomienda comprar sus títulos, mientras que un 13,3% aconseja mantenerlas y solo el 6,7% cree que la mejor opción es venderlas.

En lo que va de 2019, MásMóvil ha realizado dos grandes operaciones corporativas y ha anunciado una tercera para finales de año. Tras colocar exitosamente 1.450 millones de euros en deuda a pagar en siete años, MásMóvil recompró 883 millones de deuda convertible en acciones y refinanció parte de su pasivo. Por otro lado, la empresa vendió 933.000 líneas de fibra hasta el hogar por 217,5 millones de euros mientras que, paralelamente, adquirió a Orange los derechos de uso durante 35 años de un millón de líneas de fibra hasta el hogar por 70 millones. “La combinación de las dos acciones debería tener un impacto neutral en el ebitda y a medio plazo generar unas ganancias de 150 millones de euros”, estima Luigi Minerva, analista de HSBC.

Entre octubre de 2019 y enero de 2020 MásMóvil emitirá cinco millones de acciones valoradas en 20 euros cada una, lo que cifra el total de la operación en 100 millones de euros, frente a los 200 millones que pretendía lanzar la compañía en un principio. Desde Banco Sabadell, Andrés Bolumburu valora positivamente ese recorte en la ampliación: “Reduce el número de acciones que entrarán en circulación, eleva el precio desde los 18,4 euros con los que iba a salir y lanza una señal de confianza al mercado al emitirla con prima respecto al cierre del día previo al anuncio de la emisión”, apunta el analista.

No obstante, desde Goldman Sachs alertan de que estas grandes operaciones han llevado a la empresa a su mayor nivel de apalancamiento: la deuda representa cuatro veces el ebitda, un hecho que hace que sea “más dependiente a corto plazo” de tener que superar las expectativas del mercado. “Creemos que esto es posible de conseguir, tal y como demuestra el ritmo de crecimiento de MásMóvil en el primer trimestre de 2019”, afirman los expertos de Glodman Sachs.

A los ojos de la firma de análisis, MásMóvil se trata de una buena apuesta en Bolsa, y la describen como la empresa con “mayor capacidad para crecer en su industria”.

En el primer trimestre del año los ingresos totales de MásMóvil han alcanzado los 383 millones de euros, un 13,3% más que en el mismo periodo de 2018, mientras que, por otro lado, los ingresos por servicios (excluyendo las ventas de teléfonos móviles y otros dispositivos de la ecuación) crecieron el 27%. El ebitda aumentó un 40%, hasta los 105 millones de euros, y el resultado neto creció un 37% para terminar el primer trimestre en los 37 millones de euros.

Comparado a hace un año, MásMóvil ha incrementado sus clientes tanto en banda ancha como en telefonía móvil. En total, a finales de marzo de 2018 la operadora tenía 5.946.000 clientes, cuando en el mismo mes de 2019 ya acumulaba 8.030.000 clientes, un 35% más. “Nuestros análisis destacan que MásMóvil mantiene un descuento del 15% con respecto a sus pares, pero en términos relativos ha podido hacer frente a algunos aumentos de precios ‘más por más’ (subiendo el precio pero ofreciendo más servicios a cambio) en lo que va de año”, detallan los analistas de Goldman Sachs.

Según Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, el objetivo de la compañía es el de consolidarse como cuarto operador de telefonía convergente de España. De cara al futuro, la empresa prevé una bajada de la inversión en 2020 y reducir su apalancamiento gracias al aumento del ebitda que prevé obtener.

Algunas claves

Cuota de mercado

Goldman Sachs estima que la cuota de mercado de MásMóvil estaba a finales de 2018 en el 7% en la banda ancha y en el 7% de los contratos de telefonía en España. En las áreas donde tiene clientes pero no cuenta con su propia infraestructura de fibra, paga una media de entre 10 y 15 euros al mes para acceder a la de Orange. La red móvil propia de la compañía cubre al 85% de la población española gracias a Yoigo.

Sin interés en la TV

Una de las ventajas que remarca Goldman Sachs es que MásMóvil no tiene especial interés en competir en el segmento de la televisión de pago, “donde el fútbol continúa siendo un factor diferencial clave”. La compañía ofrece un paquete básico de televisión por 3 euros, pero la dirección ha asegurado que no está dispuesta a “perder dinero en la televisión”.

Ausencia de dividendo

Aunque MásMóvil no reparte dividendos, el consejero delegado abrió la puerta a hacerlo en 2020. Anthony Campagna, analista de Institutional Shareholder Services, opina que en este caso, dado que MásMóvil se encuentra en una fase de crecimiento y necesita dinero para financiarlo, “la falta de dividendo en 2019 es aceptable”.

Normas