Economía

El sector manufacturero español se estanca en mayo, según IHS Markit

El índice de gestores de compra cae a 50,1 en mayo, desde el 51,8 de abril

Cadena de montaje de la planta de PSA en Vigo
Cadena de montaje de la planta de PSA en Vigo

El sector manufacturero de España apenas creció en mayo, según el índice de gerentes de compras (PMI) de IHS Markit. La producción se estancó y la creación de empleos cayó por primera vez desde finales de 2013.

El PMI de Markit se situó en 50,1 en mayo, tras haber sido de 51,8 en abril y justo por encima de 50, la línea que separa el crecimiento de la contracción.

"El sector manufacturero de España tuvo un mes desafiante en mayo, donde la inversión en bienes de inversión tuvo un momento particularmente difícil", dijo Paul Smith, director de economía de IHS Markit. "Los fabricantes de bienes de capital están sufriendo un entorno de demanda internacional difícil, la demanda de los principales mercados europeos, especialmente del sector automotriz alemán, que muestran debilidad", añadió.

Las elecciones generales de finales abril y las elecciones autonómicas, municipales y europeas de finales de mayo también aumentaron la incertidumbre de las empresa y pesaron en sus decisiones de inversión, agregó Smith.

El índice de empleo en la industria manufacturera de IHS Markit se situó en 49,7, desde 51,3 en abril, y marcó la primera caída neta en el empleo desde fines de 2013.

Caída de empleo

En la zona euro los datos son menos alentadores que los de España. La actividad de las fábricas de la eurozona agravó su deterioro durante el pasado mes de mayo, cuando el índice de gerentes de compras (PMI) del sector manufacturero se situó en 47,7 puntos, frente a los 47,9 del mes anterior, lo que se tradujo en la primera caída neta del empleo tras 56 meses consecutivos de expansión, según los datos de IHS Markit.

Los nuevos pedidos, por otra parte, cayeron por octavo mes consecutivo. Las empresas encuestadas informaron de la disminución de la demanda tanto nacional como internacional. De esta manera, el aumento continuado del exceso de capacidad productiva tuvo un impacto negativo en el empleo y después de 56 meses de expansión continua, se registró la primera caída neta de la dotación de personal.

"Las guerras comerciales, la caída de la demanda en el sector automotriz, el Brexit y la incertidumbre geopolítica generalizada siguieron siendo mencionados frecuentemente como riesgos para la perspectiva y todos tienen el potencial de descarrilar cualquier estabilización del sector manufacturero", indicó Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

Alemania, el peor

Entre los países analizados por IHS Markit, la mayor potencia económica europea, Alemania, fue la que registró el mayor deterioro de la actividad manufacturera en mayo, con 44,3 puntos, su peor lectura en dos meses. 

Austria tuvo su mínimo en 50 meses, al situarse en 47,8 puntos; en Italia, a pesar de alcanzar su máximo en ocho meses, el dato se situó en 49,5 puntos, aún por debajo del umbral que separa la contracción de la expansión de la actividad.

Grecia, por su parte, es el país que registró el nivel más alto de actividad. Los 54,5 puntos de la nación helena superaron los 52,2 puntos de Países Bajos y los 50,6 de Francia.

"Las empresas se están apretando el cinturón, están reduciendo el gasto y recortando personal", concluyó Williamson y señaló que la cuarta caída mensual consecutiva de la producción y el nuevo declive de los nuevos pedidos constata que "el sector continúa en su fase más difícil desde 2013".

Normas