Los inversores se ponen en modo de “esperar y ver” qué ocurre con los centros comerciales

La posible venta de los activos de Intu puede llevar la inversión a 2.500 millones

Centros comerciales pulsa en la foto

Los inversores no acaban de tenerlo claro respecto a las compras de activos inmobiliarios de retail debido al peso creciente de las ventas online. Aun así, debido a la enorme liquidez en el mercado y al macroproceso de venta de los centros comerciales de Intu en España, la consultora Savills Aguirre Newman prevé un año con un ritmo relativamente elevado.

La incertidumbre por la venta online “hace prever un 2019 con niveles de inversión inferiores a los registrados en los dos años anteriores y un ajuste al alza de yields (retornos)” respecto a los activos retail, que alcanzaron casi los 4.000 millones de euros el pasado año, según un informe dado a conocer ayer por Savills.

Con todo, la consultora destaca que este año se podría llegar a los 2.500 millones en adquisiciones, concretamente en centros comerciales, frente a los cerca de 2.000 millones del pasado año. En gran medida, como destaca Savills, esa cifra se puede alcanzar por la probable transacción de las superficies en España de la firma Intu, que la consultora valora en alrededor de 1.000 millones. Tal como adelantó Cinco Días el pasado mes, este propietario británico ha encargado a UBS la transacción del 50% que posee de Puerto Venecia (en Zaragoza, el más grande de España) e Intu Asturias (cerca de Oviedo). Pero en el sector no se descarta que finalmente incluya también Xanadú (Madrid) y su macroproyecto en la Costa del Sol.

En el documento se expresa que el avance del comercio electrónico deja descolocados a los fondos en este mercado: “La ralentización económica y el ecommerce está propiciando que los inversores estén en modo wait and see (esperar y ver)”. De acuerdo con los datos de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC), en 2018 las ventas minoritas alcanzaron los 45.485 millones, un 2,7% más que el año anterior. Pero surgen dudas por la contracción actual del consumo y el avance de la venta online, que en España solo llega al 4%. En moda, según la asociación empresarial Acotex, el negocio decreció un 2%.

Aun así, el país todavía tiene una densidad de centros comerciales de 302 m2 por cada 1.000 habitantes, por debajo de la media europea de 312 m2. La mayor oferta se da en Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana. Por eso el sector ve que todavía hay espacio para nueva superficie y, de hecho, Savills identifica 10 nuevas inauguraciones para este año. La consultora explica que “los dos próximos años van a ser activos desde el punto de vista de la promoción”, en parte por la anterior parálisis de la crisis o por trabas urbanísticas y que ahora verán la luz próximamente.

El mayor de esos centros es Lagoh, en Sevilla, construido por Lar España, con más de 100.000 m2 de superficie. Le sigue X-Madrid, de Merlin, que ha reconvertido el antiguo Opción en un activo dedicado a la aventura y deportes. Tiene también relevancia la Galería Canalejas, de OHL y el exdueño de Porkerstars, en el centro de Madrid. En total, esa decena de proyectos sumarán 260.000 m2 de nueva superficie comercial. Para 2020 destacará Open Sky, de la inmobiliaria francesa Compagnie de Phalsbourg, que inaugurará 91.600 m2 en Torrejón, cerca del aeropuerto de Barajas. La familia Solans, dueños de los terrenos de la antigua fábrica de Pikolin en Zaragoza, abrirá por su parte Torre Village en 2020 como nueva oferta de 60.000 m2 en un terreno actualmente dominado por el macrocentro de Puerto Venecia.

Normas