Lar España completa la venta de activos por 425 millones y se abre a nuevas compras

Aprueba su máximo dividendo histórico por la entrega de la promoción de Lagasca 99

Prevé invertir alrededor de 200 millones en centros comerciales de gran tamaño

Lar España completa la venta de activos por 425 millones y se abre a nuevas compras

La socimi Lar España entra en una nueva etapa, ya totalmente especializada en centros comerciales tras haber vendido el resto de activos. La inmobiliaria se ha desprendido de inmuebles por 425 millones de euros, según comentaron los responsables de la empresa ante la prensa tras la junta de accionistas celebrada ayer en Madrid. Aun así, el objetivo de la compañía es seguir creciendo en propiedades comerciales.

La inmobiliaria cuenta con 200 millones para afrontar compras o para construir desde cero algún nuevo centro comercial, como Vilanova Park en Sagunto (Valencia) o el que actualmente concluye, llamado Lagoh, en la zona de Palmas Altas en Sevilla. “Tienen que ser centros grandes, dominantes en su zona y que tengan un recorrido para ganar valor y, por qué no, también podemos hacer alguno de nueva promoción”, señaló José Luis del Valle, presidente de Lar España.

La empresa cuenta con una cartera de inmuebles valorada en cerca de 1.500 millones. En los últimos meses se ha deshecho de su cartera logística, vendida a Blackstone por 120 milllones, además de sus últimos edificios de oficinas (el último adquirido el miércoles por Swiss Life en Madrid) y activos de retail no estratégicos por 190 millones, además de vender los pisos de su promoción de lujo de Lagasca 99, Madrid, con unos ingresos para la empresa de 115 millones.

Precisamente sobre esta promoción de lujo, la compañía prevé vender las dos últimas viviendas próximamente y entregar todos los pisos de este desarrollo en el Barrio de Salamanca en el segundo trimestre del año.

La venta de esta promoción ha permitido repartir un dividendo extraordinario de 25 millones de euros con cargo al ejercicio de 2018, para un total de 75 millones, lo que supone 0,8 euros por acción, un 67% más respecto al ejercicio anterior y el máximo de la socimi.

A pesar de este dividendo máximo, la socimi está fuertemente castigada en Bolsa, ya que ha perdido casi un 25% en su precio en Bolsa en el último año. Del Valle explicó que existe una percepción negativa global sobre las inmobiliarias especializadas en retail contagiado por la situación de EE UU, donde gana peso el comercio online, hay un sobrepeso en el ratio de centros comerciales y cierta atonía mundial en la demanda de los consumidores.

Sobre una posible opa sobre la compañía, como ha ocurrido con Hispania o la desaparecida Axiare, el presidente de Lar cree que la compañía cuenta con el respaldo de los dos accionistas principales, Pimco (19,6% del capital) y Grupo Lar (10%), además considera que su “proyecto independiente” puede crear una “elevado valor” para el accionista.

Normas