Los números de la compra de Cypress no salen

El director general, Reinhard Ploss, reveló el lunes un acuerdo que convertirá a su grupo de casi 18.000 millones de euros en el mayor proveedor de microchips para la industria del automóvil, pero el precio pagado parece demasiado alto

Logo de Infineon.
Logo de Infineon. EFE

Los números de la adquisición de Cypress Semiconductor por parte de Infineon Technologies por 9.000 millones de euros no salen. El director general, Reinhard Ploss, reveló el lunes un acuerdo que convertirá a su grupo de casi 18.000 millones de euros en el mayor proveedor de microchips para la industria del automóvil. Sin embargo, si nos adentramos en el circuito financiero, el precio parece demasiado alto.

La guerra de precios explica por qué Infineon está pagando una prima del 46% por encima del precio de las acciones de Cypress. El director de marketing, Helmut Gassel, informó de que Infineon había sido invitado a participar en las conversaciones de compra hace unas cinco semanas, después de que otra empresa manifestara su interés por Cypress.

Infineon cuenta con un ahorro de costes de unos 178 millones de euros para 2022, en su mayoría procedentes de “economías de escala”, y unos ingresos adicionales de más de 1.500 millones de euros a largo plazo. Las sinergias de ingresos se generarán utilizando una amplia gama de productos semiconductores para ganar más negocio a los fabricantes de coches. Pero Ploss no explicó cómo piensa conseguirlo.

Incluso suponiendo que pueda cumplir sus ambiciosos objetivos de ingresos, se espera que Cypress genere unos 500 millones de euros en ganancias operativas en 2021, de acuerdo con las estimaciones de Refinitiv. Supongamos que aumenta un 9%, en línea con el objetivo de crecimiento de Ploss, hasta los 544 millones de euros en 2022, y que los ahorros de costes se hacen efectivos, lo que eleva el total a unos 723 millones. A continuación, agregue 344 millones de las sinergias de ingresos, suponiendo un margen del 23%. Deducir el impuesto del 16% de este año, que es inferior a la tasas esperadas para los próximos dos años, y la rentabilidad resultante, de casi 900 millones, apenas satisface el probable costo de capital del 10% del sector de semiconductores, según las estimaciones de la Universidad de Nueva York. La idea de un rival comprando Cypress puede haber motivado a Ploss a pagar el mejor precio, pero el miedo a perderlo lo está llevando al derroche.

 

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de David Vázquez Baciero, es responsabilidad de CincoDías.

Normas
Entra en El País para participar