EE UU abre una investigación sobre el poder de mercado de los gigantes tecnológicos

Fuertes caídas en Bolsa para Alphabet, Amazon y Facebook

google investigación ee uu

Estados Unidos planea abrir una investigación por prácticas monopolísticas contra los gigantes tecnológicos Amazon, Alphabet, Apple y Facebook. La Comisión Federal de Comercio (FTC) y el Departamento de Justicia, ambos responsables de aplicar las leyes antimonopolio, se han repartido la supervisión de las cuatro compañías, tal y como han explicado varias fuentes a la agencia de noticias Reuters: Amazon y Facebook quedan bajo la supervisión de la FTC, y Apple y Google del Departamento de Justicia.

Se trataría de la primera investigación de este tipo tomada por la Administración de Donald Trump contra las grandes tecnológicas, que sufrieron ayer fuertes caídas en Bolsa: desde un 6,1% para Alphabet a un 4,6% para Amazon o un 7,5% para Facebook. Apple resistió mejor y solo se dejó el 1%.

Estas compañías se enfrentan a crecientes críticas en Estados Unidos y otros países por su enorme poder de mercado, así como por los efectos de éste sobre usuarios y competidores. Hasta el momento, no obstante, los reguladores de EE UU se habían mantenido al margen, mientras la Unión Europea ya ha multado en tres ocasiones a Google por un total de 8.000 millones de euros.

Bruselas le impuso el pasado marzo una sanción de 1.490 millones de euros por sus prácticas anticompetitivas en el mercado de la publicidad digital a través de su plataforma AdSense for Search. Antes, en junio de 2017 y en julio de 2018, le había impuesto otras dos multas de 2.420 millones y 4.343 millones por favorecer a su servicio de comparación de precios (Google Shopping) y por las restricciones que aplicaba a los fabricantes de móviles y tabletas con Android para favorecer sus propios servicios, respectivamente.

Ahora es EE UU y no los reguladores de Bruselas quien pone a Google en su punto de mira. La FTC creó un grupo de trabajo a principios de este año para analizar el comportamiento de los gigantes tecnológicos, entre ellos, Google, Amazon y Facebook, dentro de una creciente presión política para elevar la supervisión del sector. Demócratas como la senadora Elizabeth Warren) y republicanos advierten sobre la necesidad de dividir a estas compañías, que no paran de amasar más y más datos, dañando a las pequeñas empresas y limitando la innovación.

Los analistas de Merrill Lynch afirman que la investigación a Google podría prolongarse hasta cinco años, dando lugar a una nueva regulación para estas compañías o incluso derivando en una ruptura de la compañía. Los medios estadounidenses ya habían informado el viernes de que el Departamento de Justicia estaba sentando las bases para investigar al gigante de las búsquedas en un intento por determinar si la plataforma estaba usando su tamaño para presionar a competidores más pequeños, lo que viola las leyes diseñadas para garantizar una competencia justa.

Google no solo mantiene hoy una posición dominante en el mercado de las búsquedas y la publicidad, también con su sistema operativo móvil Android. Y todo apunta a que su posición también será claramente de dominio en mercados futuros como la conducción autónoma. Si la investigación del DOJ va adelante, como todo apunta, supondrá un gran desafío al gigante de internet similar al que vivió Microsoft en la década de 1990 en uno de los últimos casos importantes de antimonopolio en EE UU. El gobierno de EE UU alegó en ese momento, según recuerda The Washington Post, que Microsoft violó las leyes federales antimonopolio para proteger su sistema operativo dominante, Windows, y aplastar a sus competidores.


Normas