Bruselas impone a Google una multa récord de 4.343 millones por abuso de dominio con Android

La Comisión le acusa de aprovechar la plataforma para extender al móvil su dominio en las búsquedas

La compañía, que recurrirá la sanción, defiende que Android ha creado más libertad de elección en el mercado, no menos

Google multa
Varias personas con dispositivos móviles ante un logo de Google.
Madrid / Bruselas

La Comisión Europea ha multado con 4.343 millones de euros al gigante de internet, por abuso de posición dominante a través de Android, su sistema operativo para dispositivos móviles. El organismo europeo asegura que la compañía ha aprovechado esta plataforma para extender al móvil su dominio en el mercado de los motores de búsqueda. Se trata de la mayor multa impuesta por Bruselas. Esta sanción por abuso de dominio con Android se añade a los 2.400 millones de multa que la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, impuso a la multinacional en junio de 2017 por abusar de su dominio en el mercado de búsquedas por internet.

"Google ha impuesto restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos Android y operadores de redes móviles para consolidar su posición de dominio en las búsquedas en internet", dijo el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Meses atrás, Vestager ya había asegurado que Google ha abusado de ese dominio del mercado con Android y lo ha aprovechado para imponer condiciones leoninas a los fabricantes de teléfonos y en detrimento de la oferta que llega a los consumidores europeos.

La investigación de la Comisión contra Google se inició en abril de 2015 y un año después se concretó en un pliego de cargos en el que Vestager enumeró sus sospechas. La comisaria acusó a Google de obligar a preinstalar su buscador y su navegador (Chrome) a los fabricantes de móvil que desean usar Android. La firma, según la CE, también exige que los fabricantes se comprometan a no modificar el sistema operativo (que es abierto) si quieren utilizar las aplicaciones creadas por Google. Bruselas, por último, acusa a la firma de conceder incentivos financieros a los fabricantes de teléfonos y de tabletas, así como a los operadores de telefonía, para que se comprometan a utilizar solo sus productos.

Tras conocerse la multa, Google ha anunciado a través de la red social Twitter que recurrirá la sanción de la Comisión. También un portavoz de la multinacional, Al Verney, ha defendido en un comunicado que "Android ha creado más libertad de elección para todos, no menos. Un ecosistema vibrante, innovación rápida y precios más bajos son los sellos clásicos de una competencia robusta. Apelaremos a la Comisión decisión".

Bruselas puede imponer sanciones de hasta el 10% de la facturación anual de una compañía, lo que en el caso de Google podría haberse traducido en una multa de hasta 9.400 millones de euros. Aunque la Comisión Europea nunca ha apurado su margen sancionador (rara vez ha llegado al 3%), esta vez ha superado el 4,5% de la facturación de Google de 2017.

La industria, en cualquier caso sigue pendiente de conocer qué restricciones va a imponer Bruselas a Google respecto a sus políticas comerciales con Android, más allá de la multa. Medidas, en definitiva, que pudiera impactar negativamente en su negocio móvil. No hay que olvidar que en múltiples países de la UE, el 90% de los smartphones funcionan con el sistema operativo del gigante de internet. A nivel global, la cuota de mercado de Android es del 85,9% frente al 14% de iOS de Apple.

Además, de los casos de Google Shopping y Android, Bruselas mantiene abierto un tercer expediente contra la multinacional también por abuso de posición dominante, en este caso a través de Adsense, según recuerda EP, al sospechar que la compañía impone restricciones a páginas web terceras a la hora de ceder espacio a anuncios contextualizados de sus competidores.

Normas