Trump: “Reino Unido no debe pagar a la UE 44.600 millones si no logra el pacto de salida que pide”

El mandatario apoya Johnson como nuevo líder conservador y elogia a Farage

Trump visita Reino Unido
El presidente Donald Trump hablando con periodistas en la Casa Blanca. AFP

El mandatario de EE UU ha roto la tradición diplomática de no interferir en los asuntos internos de un país al pronunciarse este fin de semana  sobre el Brexit y la próxima elección del nuevo líder del Partido Conservador y primer ministro británico.

Donald Trump, ha señalado que el Reino Unido debería estar preparado para salir de la Unión Europea (UE) sin acuerdo e incorporar al político antieuropeo Nigel Farage en las negociaciones del "brexit".

Así se manifestó Trump en una entrevista con el dominical The Sunday Times publicada hoy, un día antes de que empiece una visita de Estado al Reino Unido invitado por la reina Isabel II.

El presidente criticó también las negociaciones del Brexit del Gobierno de la conservadora Theresa May al afirmar que se dejó a la UE con "todas las cartas" a su favor.

Además, Trump opinó que Farage, líder del Partido del Brexit -vencedor en las elecciones europeas al obtener 29 eurodiputados-, "tiene mucho que ofrecer" en las conversaciones con la UE y debería ser incorporado a tomar parte en esos contactos.

"Le conocí (por Farage) cuando a él le gustó mi campaña (electoral) y vino a dar un discurso. Creo que es una persona fantástica", agregó el presidente estadounidense, que se ha saltado la tradición de no opinar sobre asuntos internos de un país poco antes de iniciar una visita de Estado.

Para el presidente de EE UU, el Reino Unido debería salir de la UE si no consigue lo que quiere en las negociaciones.

"Si no obtienes el acuerdo que quieres, si no obtienes un acuerdo justo, entonces sales", dijo Trump, y agregó que Londres no debería pagar los 39.000 millones de libras (44.460 millones de euros) acordados en el texto de retirada de la UE.

Además, para compensar la pérdida comercial de una salida de la UE sin acuerdo, Trump señaló que apoyaría un acuerdo de comercio entre el Reino Unido y EE UU pocos meses después de que Londres se marche de la UE a más tardar el próximo 31 de octubre.

Respaldo a Johnson

Con motivo de su visita, Trump manifestó ayer al diario The Sun su apoyo a Boris Johnson como nuevo líder conservador al afirmar que sería un "excelente" primer ministro británico.

El presidente de EE UU manifestó su respaldo a Johnson antes de que el Partido Conservador inicie oficialmente el próximo día 10 el proceso para elegir al nuevo líder "tory" y jefe del Ejecutivo una vez que dimita Theresa May al frente del Gobierno el día 7.

Para sustituir a May, en un proceso que se espera termine a mediados o finales de este julio, se han presentado más de diez diputados conservadores, entre ellos el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, y el de Interior, Sajid Javid.

Primera visita a Londres

El presidente de EE.UU., Donald Trump, inicia mañana su primera visita de Estado al Reino Unido, donde le esperan la reina Isabel II y la primera ministra británica, Theresa May, pero también las protestas de los que rechazan sus políticas.

El jefe de Estado de EE.UU. llegará este lunes al aeropuerto londinense de Stansted antes de ser recibido formalmente después -sobre las 09.00 GMT- por la soberana británica en una ceremonia rodeada de gran pompaen los jardines del palacio de Buckingham.

En medio de fuertes medidas de seguridad, Trump iniciará su primera visita de Estado al Reino Unido pero será la tercera de este tipo de un presidente de EE.UU. bajo el reinado de Isabel II, tras las de George W. Bush en 2003 y la de Barack Obama en 2011.

En esta ocasión, se espera que la presencia de Trump genere protestas, con una gran manifestación prevista el martes en la céntrica plaza londinense de Trafalgar mientras el presidente y la primera ministra se reúnen en la residencia de Downing Street.

Como es habitual en estas visitas de Estado, Trump será recibido por Isabel II y su hijo y heredero al trono, el príncipe Carlos, en el palacio de Buckingham, donde el presidente pasará revista a la Guardia de Honor mientras se disparan salvas de cañón en el cercano parque de Green Park y también en la Torre de Londres.

La reina, de 93 años, ofrecerá a Trump y su esposa, Melania, un almuerzo antes de presenciar ambos una exposición especial en la Galería del palacio de Buckingham, que mostrará objetos de la Colección Real que son de significancia histórica para EE UU.

Además de depositar mañana una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido en la Abadía de Westminster, acompañado por el duque de York,Trump tomará el té con el príncipe Carlos en la residencia oficial de éste de Clarence House (Londres).

El momento más destacado del primer día de la visita será el banquete que Isabel II ofrecerá a Trump en el palacio de Buckingham, donde ambos jefes de Estado pronunciarán sendos discursos.

El martes, Trump y Theresa May participarán en un desayuno con líderes empresariales en el palacio de St. James, en Londres, antes de que ambos celebren una reunión en la residencia oficial del 10 de Downing Street,tras la cual habrá una rueda de prensa.

Trump, que vendrá con sus hijos, no evitará las protestas ya que, quienes se oponen a sus políticas, esperan desplegar pancartas y un globo gigante con la imagen del presidente en la manifestación prevista para el martes en la plaza de Trafalgar.

Normas