Paulo Ribeiro: “Millonarios como Bill Gates nos enseñan el camino a seguir”

Dirige en España, desde hace dos años, un club de socios británico, fundado por un sobrino de Camila Parker Bowles, presente en 60 países y que factura 150 millones de euros

Paulo Ribeiro, consejero delegado de Quintessentially.
Paulo Ribeiro, consejero delegado de Quintessentially.

Paulo Ribeiro (Lisboa, 1966) dirige Quintessentially en España y Portugal, un exclusivo club de socios británico, que nació en Londres en el año 2000, cuando uno de sus fundadores, Ben Elliot, sobrino de Camilla Parker Bowles, esposa del príncipe Carlos de Inglaterra, se dio cuenta de que lo más valioso que existe en el mundo es el tiempo, un bien cada vez más escaso, incluso para los millonarios. Ideó este modelo de empresa que presta servicios a medida en 24 divisiones, viajes, inmobiliaria, alquiler de aviones, reservas en hoteles o restaurantes, salud, bienestar, asesoría en temas educativos o de arte…Estudió Administración de Empresas y trabajó para el canal de moda y estilo de vida Fashion TV. Primero lanzó el club en Portugal, en 2017 lo introdujo en España, donde ya tiene unos 2.000 socios, y desde enero también se ocupa de Mónaco. Quintessentially está presente en 60 países, cuenta con 250.000 socios en todo el mundo, que pagan entre 4.500 y 40.000 euros al año, dependiendo de los servicios que demande, e ingresa 150 millones de euros.

¿En qué se diferencian de otras empresas que ofrecen este tipo de servicios?

Somos facilitadores de los servicios que proveemos, ofrecemos tiempo, que es lo más escaso que tiene la sociedad en la actualidad. En buscar un hotel por internet se pierde entre una hora y media y tres horas. Por tanto, ofrecemos tiempo y acceso. Ahora con la Champions hemos buscado billetes para nuestros clientes, aunque muchas veces sea difícil encontrar lo que nos piden.

Entonces también deben saber gestionar frustraciones.

Convertimos en realidad muchos deseos, pero lo intentamos, aunque nunca prometemos lo imposible. Gestionamos expectativas y para ello somos muy proactivos. No solo atendemos caprichos o lujos, sino que desarrollamos el plan de vida de las personas, que un año pueden estar casados y al siguiente divorciados. El servicio es personalizado. Muchos de nuestros socios son empresas que desean fidelizar con este tipo de servicios a sus clientes, como el grupo hotelero Meliá, que desea tener este tipo de atenciones con los clientes de la tarjeta platino. También prestamos servicio de fontanería, mudanza, colegios… a la comunidad de propietarios del edificio Ausiàs March 49 en Barcelona [de la inmobiliaria Arc Properties].

¿Qué es lo que colma de satisfacción a los millonarios hoy día?

Vivir experiencias, esas que no vienen en los libros de turismo. El dinero ya lo tienen, lo que buscan son experiencias, vivir una cata única, una visita privada a un museo…

¿Con dinero se consigue todo?

No, hoy día se consigue todo con relaciones, con contactos, más que con dinero, con el que se compran cosas, pero lo que te enriquece es otra cosa. La raza humana está completamente subvertida al dinero.

También consiguen plaza para alumnos en universidades de prestigio. En EE UU se ha destapado una red de empresarios y estrellas de Hollywood acusados de participar en sobornos para que sus hijos accedieran a universidades como Yale o Stanford.

Nosotros tenemos relaciones con universidades de todo el mundo y preparamos a los alumnos para que superen esos exámenes de acceso. Nuestro plan de desarrollo educativo comienza con alumnos a partir de 15 años, estableciendo un plan enfocado a que superen esas pruebas, ya que conocemos cómo son. Tenemos accesos para ayudar a pasar listas de espera. Nuestro límite para conseguir cosas es la ley. La gente quiere cumplir sueños, pero lo que más valora es que le gestionemos el día a día.

Cada vez hay más millonarios en España.

De hecho, la industria del lujo es la que más crece, las inmobiliarias están viviendo un gran momento. En España nos solicitan todo lo relacionado con la integración de las familias extranjeras, saber qué barrios son los más pretendidos, las rutas de las bodegas, los mejores restaurantes. Somos partners de El Celler de Can Roca, del Barri [el grupo de restaurantes que gestiona Albert Adrià, trabajamos con Bentley, con Deutsche Bank…

¿Qué es lo más extraño que han llegado a pedirles?

Nos piden de todo, desde tener durante una semana a un cocinero estrella Michelin cocinando en casa, del que no voy a decir su nombre, pero al que conseguimos, hasta organizar una cena dentro de un volcán, y también se consiguió fuera de España.

La apertura del complejo de lujo de la plaza de Canalejas, ¿a ustedes les beneficiará porque atraerá a potenciales clientes?

Cuando todo esté listo y abran los hoteles de lujo previstos, Four Seasons, Mandarin Oriental, Soho House…, Madrid se va a convertir en la tercera capital de Europa por detrás de Londres y de París. La previsión es que en 2020, Madrid entrará en la ruta de los viajeros de todo el mundo. Además, todo lo que se ha hecho en cuanto reducir el tráfico va en línea con la tendencia de las ciudades europeas. Hoy el concepto de movilidad más que tener coche es ver cómo me muevo en mi ciudad. Las compañías de automóviles tienen grandes desafíos.

¿El coche ya no es símbolo de estatus?

Lo son las grandes marcas, como Bentley, Ferrari, Porsche o Aston Martin, pero el coche del día a día tiende a desaparecer, porque ya no tiene sentido. En España se vio con la huelga de taxi, que la gente encontró salida para ir a trabajar. La tendencia ahora es ecológica. Fortunas como Bill Gates o Warren Buffett invierten en comida orgánica, en buscar un mundo más limpio. Los millonarios nos están diciendo cual es el futuro.

Normas