Nobu abrirá restaurante en la galería Canalejas

El grupo que lleva el nombre del chef japonés, al que se le conoce como el padre de la cocina fusión, y del que es socio el actor Robert de Niro, apuesta por España, con una nueva apertura en Madrid

Lujo
Los tres socios del grupo Nobu, el productor de cine Meir Teper, el actor Robert de Niro y el cocinero japonés Nobu Matsuhisa, durante la presentación el año pasado de hotel Nobu London Shoreditch. Getty Images

Nobu apuesta por España. Después de Barcelona, donde abrirá hotel y restaurante el próximo 12 de septiembre, el grupo hotelero y de restauración del chef japonés más internacional, Nobu Matsuhisa, del que también es socio el actor Robert de Niro y el productor de cine Meir Teper, entre otros socios, tiene intención de abrir un local en Madrid. Parece ser, según fuentes del sector de la restauración, que tiene un lugar reservado, con puerta a la calle de Alcalá, en el Food Hall de la galería comercial de Canalejas en Madrid, donde también tendrán un espacio las grandes firmas de la industria del lujo. Se trata de una superficie, de 15.000 metros cuadrados dentro del complejo residencial, comercial y hotelero que OHL desarrolla en una manzana entre las calles de Alcalá, Sevilla y la Carrera de San Jerónimo, y que contará con entre 40 y 50 tiendas y una zona de restauración, que incluirá varios restaurantes y entre 10 y 12 puestos gastronómicos gestionados por un mismo operador. Dentro del complejo, en el hotel Four Seasons gestionará un restaurante el cocinero malagueño Dani García, que 23 días después de conseguir su tercera estrella Michelin anunció que el próximo otoño cerrará el triestrellado restaurante que gestiona en Marbella.

Los responsables de Canalejas han confirmado a este diario que están en conversaciones con los principales grupos de lujo nacionales e internacionales de moda y también con diversas opciones gastronómicas, pero que en ningún caso divulgará el nombre de ninguna de ellas sin el consentimiento expreso de estas.

Boceto de la fachada de la Galería Canalejas de Madrid.
Boceto de la fachada de la Galería Canalejas de Madrid.

Lo que ya es una realidad es la apertura de Barcelona, cuya presentación se formalizó el pasado miércoles, con asistencia de todos los socios. Nobu Hospitality abrirá este verano, junto al grupo hotelero español Selenta Group, un establecimiento de cinco estrellas con 259 habitaciones, en lo que era el Gran Hotel Torre Cataluña de Sants. De momento, será el tercer negocio del grupo en España, que cuenta con hoteles y restaurantes en Marbella y en Ibiza, así como en una decena de ciudades europeas. El éxito de la compañía, con restaurantes abiertos en 45 ciudades del mundo y hoteles repartidos por nueve urbes, a los que se suman otros nueve de próxima apertura, se basa en combinar tres conceptos: cocina, innovación y creatividad.

Se trata, según afirman sus promotores, de una interpretación del lujo moderno combinado con la tradición japonesa, en impresionantes espacios con diseño de vanguardia. Pero donde se ha visto reflejado el estilo de Nobu ha sido en la cocina. De hecho, dos de las creaciones culinarias de este cocinero japonés, nacido en Saitama hace 80 años, son de las que más interpretaciones se han hecho por parte de los chefs de medio mundo: el black cod (bacalao negro) con glaseado de miso o el langostino en tempura con salsa picante.

La historia de Nobu es la de una persona con capacidad de superación. Trabajó en el restaurante Matsue Sushi en Shinjuku (Tokio), y fue ahí donde conoció a un cliente peruano, que le ofreció abrir un restaurante en Perú. Con 24 años, se trasladó a Lima, donde abrió un local que llevaba el mismo nombre que el restaurante en el que trabajaba en Japón. Esta experiencia fue una de las más reveladoras de su trayectoria, ya que tuvo que adaptar su recetario japonés a los productos peruanos. Fue el primer paso de la cocina fusión, que tanto reconocimiento le ha dado en todos los continentes.

De Lima se marchó a Alaska para abrir su primer restaurante en propiedad. La alegría le duró poco porque, a las pocas semanas de abrir, el local fue devastado por un incendio. En 1977, se mudó a Los Ángeles para trabajar en los restaurantes Mitsuwa y Oshou, y en 1987 abrió su propio local, Matsushisa, en Beverly Hills, que ponto se convirtió en punto de encuentro de estrellas de Hollywood, entre ellas Richard Gere y Tom Cruise. También se encontraba entre estas celebridades Robert de Niro, que empujó a Nobu a abrir un restaurante en Tribeca, una zona de Manhattan que el actor estadounidense se encargó de poner de moda, al realizar inversiones inmobiliarias y crear, entre otros, el Tribeca Film Center y el TriBeCa Film Festival.

En 1993, De Niro le ofreció crear una sociedad conjunta, para abrir un local en la Costa Este. Nobu rechazó la oferta. Su filosofía de vida es la prudencia y la paciencia, algo que reconoce haber ganado con los años, ya que de joven tenía hambre de éxito. Un año más tarde, crearon Nobu y cada local que abrían tenían largas colas en la puerta. Lejos de morir de éxito sentaron las bases del grupo hotelero y de restauración que es hoy.

Normas