El Tesoro se ahorra 310 millones desde enero en costes de la deuda

Calviño sostiene que no es partidaria de revertir la reforma laboral y apuesta por un nuevo Estatuto de los Trabajadores

Tesoro público deuda
ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño. EFE

En lo que va de año, el Tesoro Público ya se ha ahorrado 310 millones de euros en el pago de la deuda pública, gracias un descenso de las emisiones y a los bajos tipos de interés. Así lo ha anunciado este jueves la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, quien ha señalado que este recorte en los costes de financiación de las cuentas públicas viene a sumarse al logrado en 2018, que ascendió a los 1.500 millones

"El año pasado conseguimos un ahorro muy importante de 1.500 millones de euros gracias al recorte de emisiones y a una caída de los tipos de interés, y desde enero ya llevamos ahorrados 310 millones", ha cifrado la responsable de la cartera de Economía en un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). Calviño recordó que el objetivo del Tesoro Público es emitir este año menos deuda, en concreto 5.000 millones de euros menos, que se suman al recorte en 5.700 millones del 2018. Con todo ello, el Estado calcula que la emisión de deuda ascenderá este año a los 30.000 millones de euros, la cifra más baja desde 2007, fruto de las menores necesidades de financiación y de la buena marcha de los ingresos fiscales. 

Respecto a la posibilidad de seguir devolviendo de forma anticipada el préstamo concedido por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en 2012 para el rescate de la banca, la ministra ha insistido en que la intención del Gobierno es reembolsarlo "lo antes posible". Calviño ha informado de que el Ejecutivo se encuentra en negociaciones, pero ha destacado que este año será más difícil hacerlo que el anterior -cuando se amortizaron anticipadamente 8.000 millones de euros-, por las propias necesidades del organismo de rescate. "El año pasado hubo cierto margen, pero la estructura financiera entre activos y pasivos del MEDE hace que este año sea más complicado que puedan aceptar la devolución anticipada, porque puede ser que no les encaje", ha explicado. 

Declina revertir la reforma laboral

En cuanto a la posibilidad de acabar con la reforma laboral aprobada en 2012 por Mariano Rajoy, la ministra ha sostenido que "no es productivo deshacer, revertir o reformar las reformas" y apostado por dedicar esfuerzos en elaborar un nuevo "Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI". "Nos hemos emplazado al diálogo con los sindicatos y los empresarios y tenemos la clara voluntad de tomarnos en serio la negociación y las mesas de diálogo social", ha defendido Calviño, en lugar de "estar constantemente volviendo atrás o a considerar lo que se ha hecho". 

En la pasada legislatura, el Ministerio de Trabajo y los sindicatos llegaron a pactar una modificación de los elementos "más lesivos" que en la práctica enmendaba sustancialmente la reforma laboral aprobada por los populares, pero la contrarreforma fue frenada desde Economía por lo que finalmente Sánchez decidió no llevarla adelante. 

Tras las declaraciones de Calviño, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha criticado que sea Economía quien lleve la batuta de la política laboral. "Sería bueno saber si el próximo Gobierno de España va a tener Ministerio de Trabajo, o entre el Banco de España y el Ministerio de Economía van a hacer la política laboral...", ha publicado Sordo en Twitter. 

Preguntada por si seguirá al frente del Ministerio de Economía una vez se conforme el nuevo Ejecutivo socialista, la responsable en funciones se ha limitado a decir que está "muy feliz de ministra de Economía" y que, en todo caso, la definición del cargo "depende del presidente del Gobierno". 

Normas