Sector energético

Berkeley liga su subida del 35% a la victoria del PP en Retortillo

La minera remite a la CNMV las explicaciones pedidas por la Bolsa australiana

Paul Atherley, de Berkeley Energía.
Paul Atherley, de Berkeley Energía.

La minera australiana Berkeley fue la estrella indiscutible de la Bolsa española ayer al dispararse un espectacular 35% en Bolsa. La compañía ha remitido hoy un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde afirma no tener explicación para este alza al margen del cambio político en Retortillo (Salamanca), la localidad en la que estaría ubicada su mina de uranio, tras las elecciones celebradas este domingo.

La minera ha afirmado desconocer por qué ha habido un aumento en el precio y volumen de negociación de sus valores, si bien toma nota de los comicios municipales en el municipio salmantino donde el PP ha arrebatado el control del Ayuntamiento al lograr cuatro de los cinco concejales.

Las acciones hoy han terminado con una caída del 12,77% que las ha dejado en los 0,2050 euros. Ayer cerraron en  0,2350 euros, ante la expectativa de que el nuevo equipo en el consistorio pueda propiciar el levantamiento de la prohibición a la mina. La minera, que cotiza en el Mercado Continuo, ha confirmado que cumple con las reglas de listing y que sus respuestas a los mercados han sido autorizadas y aprobadas por su junta directiva.

Con una capitalización bursátil de 64,5 millones de euros, las acciones de Berkeley se revalorizan un 119% en lo que va de 2019. La compañía, que debutó en la Bolsa española el julio de 2018 a través de un listing, una operación más sencilla que no incluye una colocación expresa de acciones, cotiza en tres Bolsas distintas: Sídney, dado que es una empresa originaria de Australia, y Londres, donde desde junio de 2018 cotiza dio el salto al mercado principal desde el AIM, el mercado alternativo de Reino Unido, similar al MAB español. Para evitar diferencias de precios entre los tres mercados hay un grupo de entidades financieras encargadas de dicha tarea, los cuidadores.

Su cotización depende de que la compañía consiga los permisos necesarios para poder explotar su mina de uranio en Salamanca. Pese a su espectacular subida de 2019, los expertos advierten que es un valor muy volátil y su comportamiento en los últimos meses ha sido altamente especulativo. De hecho, la CNMV llegó a avisar de que el valor cotizaba sobrevalorado si se comparaba con las mismas acciones cotizando en la Bolsa de Londres.

Normas