Elecciones 26M

Y Gregoria votó por correo

Reflexiones desde una mesa electoral de la España vacía

Votantes en La Rioja
Votantes en La Rioja EFE

Gregoria ha votado por correo. La frase corría de corrillo en corrillo por el pueblo. El gesto en otro lugar pasaría inadvertido entre los parroquianos, pero en un pequeño municipio de La Alcarria cobra demasiada importancia. No porque votar a distancia sea algo inusual en la localidad, sino porque Gregoria tiene 90 años, se maneja bien, vive a apenas 50 metros del Ayuntamiento y siempre había ejercido el voto a pie de urna. La sospecha era que la mujer, que a mediodía de hoy paseaba tranquilamente por la plaza, había dejado de ser fiel a un partido y depositado la confianza en otro, y no quería que nadie lo supiera. Nada más lejos de la realidad. 

En un pueblo de la España vacía, gobernado por el partido socialista desde hace décadas, con poco más de 60 habitantes censados, cada voto en los comicios municipales tiene nombre y apellido. Retrata el perfil de cada uno y marca las filias y las fobias durante al menos cuatro años. Muchas veces el rencor queda enquistado de por vida. Por eso, la mayoría trae la papeleta con sus preferencias (dos concejales) marcada de casa, se esconde tras la cortinilla o votan por correo (ocho en total este domingo). Todos conocen la ideología de todos, aunque siempre hay sorpresas.

Son las elecciones que cuentan, las que tocan de cerca. Si las generales quedaban lejos, las Europeas se sitúan en este pueblo al lado de Marte. Al menos para un matrimonio de mediana edad, que antes de ejercer su derecho al voto, dejó claro a los integrantes de la mesa que solo les interesaba lo de su pueblo, el resto, el parlamento europeo y el autonómico, les daba por saco.

Aqui lo que importa es quien gestionara los 150.000 euros de presupuesto que los tres concejales que ganen las votaciones deberán estirar y estirar durante 365 días, además de implorar para que no se caiga del censo ningún ciudadano. Porque del número de habitantes dependen muchas de las ayudas que recibe el municipio, que al contar con menos de un centenar de residentes se gobierna como concejo abierto. Por eso aquí todos los comicios municipales se convierten en una lucha a tumba abierta, con enfados y retirada de palabra durante tiempo. Un parroquiano echa mano de Juego de Tronos para ilustrar las batallas por el poder de este pequeño municipio alcarreño, en el que sin problema puedes formar parte de la Casa Targaryen, de los Lannister, de los Stark.. “Aquí hay gente muy mala, no ves que ha habido mucha miseria”, afirma.

 

 

Normas