Trump retrasará seis meses la imposición de aranceles a los vehículos importados

El mandatario norteamericano hará el anuncio oficial el sábado

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea retrasar seis meses más la decisión de imponer un 25% de aranceles a las partes de coches y vehículos importados, según información de Bloomberg y Reuters. El mandatario norteamericano hará el anuncio oficial el próximo sábado, según han indicado fuentes de la Casa Blanca, la fecha de vencimiento para que Trump tome una decisión sobre las recomendaciones del Departamento de Comercio para proteger a la industria del automóvil de Estados Unidos.

La agencia Reuters informó la semana pasada de que los fabricantes de automóviles esperaban que Trump demorara la decisión mientras continuaban las conversaciones con la Unión Europea y Japón. Compañías del sector como General Motors, Volkswagen y Toyota han advertido sobre los efectos perjudiciales de la imposición de aranceles de hasta el 25% en automóviles y piezas importadas.

En febrero, el Departamento de Comercio presentó un informe de seguridad nacional a la Casa Blanca. La agencia estaba investigando si las importaciones perjudicaban la seguridad nacional de los EE UU al debilitar la capacidad de los fabricantes de automóviles estadounidenses para invertir en nuevas tecnologías. Las recomendaciones específicas del Departamento de Comercio no fueron reveladas.

Las tarifas a la importación de automóviles enfrentan una amplia oposición en el Congreso. La Casa Blanca se ha negado a entregar el informe del Departamento de Comercio al senador republicano Chuck Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, quien ha estado exigiendo verlo.

La semana pasada, 159 miembros de la Cámara de Representantes encabezados por Terri Sewell, miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, escribieron al director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, para instarlo a que recomiende a Trump que no imponga restricciones comerciales que podrían perjudicar al sector automotor y la economía estadounidense.

Actualmente Estados Unidos está en medio de un recrudecimiento de su guerra comercial con China. El viernes pasado el mandatario anunció una subida de impuestos a productos importados del gigante asiático por un valor de 200.000 millones de dólares, a lo que China respondió con otra subida arancelaria a productos norteamericanos por valor de 60.000 millones (pasando de un 5% a un 25%), que se hará efectiva el próximo 1 de junio.

Normas