Cerca de 29.000 ahorradores transforman su patrimonio en una renta vitalicia sin pagar impuestos

Esta fórmula permite dejar exenta la ganancia patrimonial de la venta de un inmueble o una cartera de fondos

ganancia patrimonial

Las rentas vitalicias continúan atrayendo el dinero de quienes deciden vender su patrimonio cumplidos los 65 años para obtener un ingreso permanente durante su jubilación. Al cierre del primer trimestre de este año, un total de 28.728 personas habían transformado su patrimonio en este producto de ahorro, aprovechando la importante ventaja fiscal que permite esta fórmula.

Cumplidos los 65 años, la ganancia patrimonial de la venta de un activos -ya sea una vivienda, un negocio o una cartera de acciones- queda libre de impuestos si lo obtenido se destina a la constitución de una renta vitalicia. La exención tiene como tope los 240.000 euros y solo se aplica si esa reinversión se realiza dentro de los seis meses siguientes al momento de la venta. En el caso de la vivienda habitual, la plusvalía queda exenta en su totalidad, sin que exista el requisito de la creación de una renta vitalicia.

El número de ahorradores que transformaron así su patrimonio en una renta vitalicia ha crecido el 46,26% en el último año, según datos facilitados hoy por Unespa, hasta alcanzar un volumen de ahorro de 2.553,46 millones de euros. Esta cuantía crece el 11,83% en lo que va de año y su avance está motivado en buena parte por el auge del mercado inmobiliario, que está permitiendo la venta de activos con mayores ganancias. 

El conjunto de rentas vitalicias y temporales -aquellas que generan ingresos en un plazo concreto de tiempo- son el producto más relevante en términos de ahorro gestionado dentro del universo de los seguros, con un total de 89.428 millones de euros al cierre del primer trimestre del año, el 2,12% más que un año atrás. También destaca el avance de los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP), también conocidos como Planes Ahorro 5, que acumulan 4.055 millones de euros al cierre de marco, el 22,6% más interanual. 

Normas